Por ello, fue denunciado por conducir de forma negligente y por utilizar dispositivos prohibidos, según ha informado la Policía Municipal de Pamplona en una nota.

Al margen de esta intervención, la Policía Municipal de Pamplona ha puesto a cinco conductores a disposición judicial por la comisión de delitos contra la Seguridad Vial: dos por carecer de permiso de conducir, otros dos por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y el último, acusado de dos delitos ya que además de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas se negó a realizar la prueba de etilometría. Todos ellos deberán comparecer ante la autoridad judicial en los próximos días.

Consulta aquí más noticias de Navarra.