Botox.
Botox. NIKILITOV

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una mujer que presuntamente tenía una consulta ilegal de estética en un domicilio de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en el que también han incautado jeringuillas de ácido hialurónico, bótox, material quirúrgico y máquinas de esterilización.

En un comunicado, la policía catalana ha informado de que el pasado jueves se realizó un operativo en el que una mujer, de 33 años y de nacionalidad china, fue detenida y en el que además se registró su consulta, en la que se encontró material quirúrgico y médico.

Por ello, se le atribuye un delito contra la salud pública y un delito de intrusismo laboral.

La investigación se inició el mes de enero, cuando el Departamento de Salud de la Generalitat informó a los Mossos d'Esquadra de que en las aduanas de Bélgica se habían intervenido diferentes paquetes procedentes de China, con destino a Cataluña, que contenían pequeñas cantidades de medicamentos y productos sanitarios no autorizados como el bótox, el ácido hialurónico y la lidocaína, que normalmente son usados en la medicina estética.

Los agentes comprobaron que en el último año y medio un mismo proveedor chino había enviado este tipo de sustancias a Cataluña en paquetes dirigidos a diferentes puntos de Santa Coloma de Gramenet y Badalona (Barcelona).

La policía catalana concluyó que los productos eran adquiridos por una misma persona que, desde su domicilio o directamente desde el de sus clientes, realizaba intervenciones quirúrgicas y tratamientos de medicina estética sin ningún tipo de titulación, sin las correspondientes medidas higiénicas y usando medicamentos y productos sanitarios no autorizados en España.

En el registro se encontraron 43 jeringuillas cargadas con ácido hialurónico, seis viales de bótox vacíos, bisturíes, hilo de sutura y máquinas de esterilización instrumental, además de otros medicamentos inyectables no autorizados como la epinefrina y la lidocaína y 7.800 euros en efectivo.

Con el conocimiento de estos hechos, el pasado jueves los agentes establecieron un operativo en el que detuvieron a la presunta autora de los hechos para que cesara la actividad, ante los evidentes riesgos para la salud de las personas. La detenida pasará en las próximas horas a disposición judicial como presunta autora de un delito contra la salud pública y de intrusismo laboral.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.