Ana Agag, la hija de José María Aznar, abandonó la madrileña Clínica de El Rosario dos días después de haber dado a luz al pequeño Pelayo.

Junto a su marido, Alejandro Agag, posó para los medios y contestó a algunas preguntas. Ana aseguró que el niño se parece a su padre. Pelayo Agag Aznar pesó al nacer 3.420 grs y midió 51 cm.

Los padrinos serán una tía de Ana y el hermano de Alejandro. Aunque aún es pronto, la pareja piensa en tener más hijos. Les gustaría que por fin llegara una niña. La hija del ex presidente de Gobierno ha recuperado su figura en un tiempo récord y quiso compartir con la prensa su secreto: "Tener hijos en poco tiempo".