Grinda
El fiscal anticorrupción llegando al Ayuntamiento de Girona. ACN

El fiscal anticorrupción, José Grinda, acompañado de agentes de la Guardia Civil que iban de paisano, han entrado este miércoles al Ayuntamiento de Girona en el marco de la investigación de la operación 'Aquarium' sobre un supuesto delito de malversación por el fraude en la empresa Aigües de Girona (Agissa). Han llegado al poco de las nueve de la mañana y han ido hasta Secretaría y a Intervención para pedir expedientes relacionados con el asunto.

La operación está coordinada por la Fiscalía Anticorrupción y está vinculada a la causa que trata de concretar si hubo sobrecoste en la gestión pública del agua en Girona.

En el marco de esta investigación, otros agentes de paisano de la Guardia Civil también se han personado en el Ayuntamiento de Sarrià de Ter y en el de Salt. En los tres consistorios han notificado requerimientos de documentación.

La fiscalía anticorrupción investiga a Agissa y a otras empresas por supuestos delitos de apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y malversación de dinero público.

No es la primera vez que requieren información al Consistorio. En septiembre pasado, en el marco del operativo 'Aquarium', pidieron expedientes relacionados con la adquisición del fondo de arte Santos Torroella y la prórroga de la concesión del servicio de aguas, que se hizo en 2013.

El supuesto fraude se remonta a la etapa del alcalde socialista Quim Nadal y continuó cuando Carles Puigdemont fue alcalde de esta localidad, antes de ser nombrado presidente de la Generalitat.

El juez indaga sobre la compra del fondo Santos Torroella

La investigación que lleva el Juzgado de Instrucción 2 de Girona junto con la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada por un presunto fraude en la empresa Aigües de Girona, Salt y Sarrià de Ter persigue determinar el origen del dinero con el que se adquirió el fondo de arte de Santos Torroella.

Según ha informado este miércoles la Fiscalía en un comunicado, se investiga el posible uso de fondos públicos que pueden estar relacionados con el canon acordado en la prórroga de 2013 de la concesión de Agissa --relativa al circuito del agua-- o con partidas presupuestarias del ejercicio 2014 de, al menos, el Ayuntamiento de Girona.

El fondo de arte del fallecido crítico de arte Rafael Santos Torroella incluye diez originales de Miró, nueve de Dalí, ocho de Tàpies, cinco de Picasso y obras de Nonell, Tharrats, Joan Ponç y Barrades, además de toda la biblioteca y el archivo personal de Santos Torroella, y fue adquirido en 2014, cuando Carles Puigdemont era alcalde de Girona.

Tres requerimientos

Este miércoles, el Juzgado ha acordado la práctica de tres requerimientos de documentación a los Ayuntamientos de Girona, Salt y Sarrià de Ter que están siendo ejecutados por la Comandancia de la Guardia Civil de Girona, con la participación de la Unidad de Apoyo de la Intervención General del Estado adscrita a la Fiscalía Anticorrupción, dentro de esta investigación.

Tras la operación policial del 19 de septiembre de 2017 en la ciudad de Girona, se intervino documentación de la que se infiere la posible comisión de delitos de malversación, apropiación indebida, prevaricación y falsedad en documento mercantil por parte de los responsables públicos de estos tres ayuntamientos, ha puntualizado la Fiscalía.

En febrero de 2014, el Ayuntamiento de Girona aprobó la adquisición de la colección artística por 3,9 millones de euros, con los votos a favor del equipo de gobierno de CiU y del edil no adscrito Carles Palomares.

De hecho, el que entonces era alcalde de Girona, Carles Puigdemont, tuvo que utilizar su voto de calidad para que se aprobara la compra, porque había grupos que estuvieron en contra al considerarla innecesaria.

Deribado de los registros de septiembre

Según informa en un comunicado la fiscalía, las diligencias de este miércoles derivan de la información recopilada durante la quincena de registros que se llevaron a cabo el 19 de septiembre del año pasado en el marco del operativo 'Aquarium'.

Entonces se intervino documentación que, según resalta la fiscalía, "infiere la posible comisión de delitos de malversación, apropiación indebida, prevaricación y falsedad documental por parte de quienes fueron responsables públicos" de los tres ayuntamientos. La Guardia Civil y el fiscal anticorrupción han pedido en Girona expedientes relacionados con la gestión del agua y la compra del fondo de arte Santos Torroella.

De hecho, en septiembre pasado ya pidieron información sobre la adquisición del fondo de arte. El Ayuntamiento, inicialmente, preveía pagar parte de las obras con el canon del agua, a pesar de que más adelante, según precisó el Consistorio, esto se desestimó y se optó por otras vías. Fuentes municipales aseguran que finalmente se usaron fondos propios y que actualmente todavía se está pagando. El acuerdo para la adquisición del fondo Santos Torroella se cerró en 2014 por un importe de 3,9 millones de euros.

En este periodos, mientras se negoció la compra, Carles Puigdemont era alcalde de Girona. En Sarrià de Ter gobernaba el actual presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent. En Salt, quien estaba al frente del Consistorio era Jaume Torramadé.

Según subraya el comunicado de la fiscalía, el foco de la investigación quiere determinar el origen del dinero con el que se adquirió el fondo Santos Torroella y si hubo un "posible uso de fondos públicos que estarían relacionados, o bien con el canon acordado con la prórroga de la concesión a Agissa del año 2013 o bien con partidas presupuestarias del ejercicio 2014 de al menos el Ayuntamiento de Girona".

Entre la documentación que han solicitado este miércoles hay información relacionada con los presupuestos municipales.


Consulta aquí más noticias de Girona.