Los expertos avisan: las cárceles españolas son canteras ‘yihadistas’

  • Un estudio alerta de la falta de control de los reclusos musulmanes.
  • Son más de 6.000 en toda España.
  • De los 142 encarcelados por terrorismo islamista, 21 no están en módulos de aislamiento.
El juez procesó a 13 imputados de la Operación Nova de 2004. (ARCHIVO).
El juez procesó a 13 imputados de la Operación Nova de 2004. (ARCHIVO).
ARCHIVO

"Las prisiones españolas son las canteras donde se está forjando una nueva generación de yihadistas. Y la Administración no es consciente de ello". Así de contundente es la principal conclusión de un informe realizado por Athena Intelligence, una red de expertos en terrorismo internacional, y el sindicato de prisiones Acaip.

En 66 cárceles (hay 77) están recluidos 6.017 presos musulmanes, el 10,4% del total de la población reclusa. El informe advierte del "escaso control" que se ejerce sobre estos internos y sus visitantes, entre los que pueden encontrarse "personas de especial autoridad salafista yihadista". El sindicato Acaip ha denunciado, por ejemplo, que en la cárcel valenciana de Picassent hasta "40 ministros religiosos" visitan a los internos musulmanes sin ningún tipo de control.

Más preocupante es aún el papel que desempeñan los 142 presos encarcelados por terrorismo islamista. Están distribuidos en 25 cárceles y el 15% de ellos (21) no están en módulos de aislamiento, sino que conviven con el resto de reclusos.

‘Operación Nova’

"Esta mezcolanza", recuerda el estudio, fue la que permitió que se creara en el interior de las prisiones una célula que pretendía volar la Audiencia Nacional. La 'Operación Nova' acabó con ella en noviembre de 2004. La red estaba compuesta por antiguos militantes del GIA argelino que habían captado nuevos simpatizantes durante su estancia en la prisión salmantina de Topas. Fueron detenidos 14 reclusos.

La masificación de las cárceles (66.800 presos en 41.000 celdas) produce además una elevada concentración de reclusos musulmanes en un mismo centro. Así ocurre, por ejemplo, en Ceuta, Melilla, Almería y Monterroso (Lugo). O en Topas (Salamanca), donde 300 presos musulmanes han convertido el aula taller de la prisión en su mezquita particular, como ya publicó 20 minutos el 15 de octubre.

El peligro viene de Al Qaeda en el Magreb

El 90% de los presos musulmanes son de estos dos países. Al Qaeda en el Magreb, el antiguo Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), que se ha adherido recientemente a Osama Bin Laden, es la principal amenaza para España, según coinciden todos los informes de inteligencia. Sus militantes argelinos están captando nuevos adeptos en Marruecos, Túnez, Mauritania, Malí y Chad, entre otros países. El año pasado iniciaron una serie de atentados en Marruecos y Argelia, y se teme que los extiendan a España y Francia, los países europeos donde cuentan con más simpatizantes.

El Grupo Islámico Combatiente Marroquí y los seguidores del movimiento Takfir wal Hijra (Anatema y Exilio), el más clandestino y radical de todos los grupos yihadistas, están implantados ya en España, según confirman a 20 minutos fuentes policiales. Todos ellos pertenecen a la corriente Salafia Yihadia.

Precisamente, 5.513 de los presos musulmanes proceden de estos dos países. Ellos son la verdadera cantera de los grupos salafistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento