Cumbre de las Plagas.
Una cucaracha muerta en la Cumbre de las Plagas de Tailandia en Bangkok. Narong Sangnak / EFE

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) ha advertido de que el riesgo de proliferación de cucarachas en verano será más alto este año tanto en los hogares como en los entornos urbanos, debido a las lluvias de esta primavera y por la humedad que generan las precipitaciones.

Según ha informado Anecpla en un comunicado, con el calor y la humedad las cucarachas proliferan y abandonan su hábitat natural en busca de nuevos cobijos en los que encontrar agua, alimento y una óptima temperatura. De hecho, las cucarachas son insectos de hábitos nocturnos que permanecen ocultos durante el día en rendijas o grietas.

No obstante, en estas fechas, y cuando el termómetro comienza a elevarse, es habitual que se puedan ver también durante el día si la población es muy alta o necesitan alimento.

"Además de ser un problema higiénico las cucarachas pueden ocasionar grandes pérdidas económicas por la contaminación que provocan en alimentos al defecar sobre ellos, pudiendo ocasionar graves enfermedades, de gran alarma social, como la disentería y la salmonelosis", ha alarmado la directora general de Anecpla, Milagros Fernández Lezeta.

La experta ha explicado que las cucarachas son susceptibles de provocar alergias en las personas, manifestándose esta en forma de estornudos, comezón, lagrimeo y escurrimiento nasal. En algunos casos, esas manifestaciones se pueden complicar ocasionando una crisis asmática severa si el sistema inmune de la persona afectada no responda adecuadamente.

Especies más comunes

En España, las especies más comunes son la blattella germánica, comúnmente conocida como la cucaracha rubia, alemana o del café. Extendida por todo el país, mide de 1 a 1,5 centímetros y es de color marrón claro.

Otra especie común es la blatta orientalis, conocida como la cucaracha negra y que mide de 2 a 2,7 centímetros. Procede habitualmente de la red de alcantarillado y emerge a través de los sumideros.

Desde hace algunos años, otra especie invasora es la periplaneta americana o cucaracha americana, conocida como la supercucaracha, que habita en prácticamente toda España. De color rojizo y de gran tamaño (de 3 a 5 centímetros), se ha introducido a través de los barcos llegados a puertos de la zona mediterránea, extendiéndose hacia zonas urbanas, sobre todo a través de las alcantarillas.

Actualmente, está perfectamente adaptada, y pese a que la especie más usual en las viviendas es la alemana y en los jardines la negra, ahora están siendo desplazadas por la americana. Sin embargo, como destacan desde Anecpla, hace apenas unos días se tuvo constancia de una nueva incorporación a la lista de cucarachas presentes en Madrid, que en 2016 ya fue detectada en Guipúzcoa y anteriormente en Canarias.

El Ayuntamiento de Madrid confirmó la existencia de un foco de infestación, en la red de alcantarillado de la ciudad, por una especie que hasta el momento no había sido detectada en la capital: la cucaracha australiana (periplaneta australasiae).

La cucaracha australiana es una especie voladora que, en ejemplares adultos, puede llegar a medir hasta 3,5 centímetros de largo. De coloración marrón rojiza resulta aparentemente muy similar a la cucaracha americana. Sin embargo, son líneas de color más claro en la parte exterior de sus alas son un signo diferencial de su especie.

Consulta aquí más noticias de Madrid.