El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo Europa Press

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido este miércoles que, pese a la presión y las negociaciones abiertas por la moción de censura del PSOE, su jefe de filas y presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, "no" va a renunciar a su cargo "porque sería dimitir de sus responsabilidades".

"Yo no tengo ninguna duda de que el presidente Rajoy no va a dimitir porque sería dimitir de sus responsabilidades", ha sentenciado el también líder del PP gallego, en declaraciones a los medios al término de un acto en Santiago. Lo ha hecho antes de reivindicar que, "si hay alguien responsable en la política nacional, es Rajoy".

Feijóo, quien fue preguntado acerca de si considera que, llegado el momento, si Rajoy dimite, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría podría hacer un buen papel para dirigir el proyecto del PP en España, ha obviado la cuestión y se ha mostrado convencido de que su jefe de filas no renunciará a su cargo.

No en vano, ha recordado sus victorias en las urnas en 2015 y 2016, y ha esgrimido que Rajoy tiene, además, "algo muy importante, la confianza del pleno del Congreso de los Diputados" para "aprobar las cuentas del año 2018".

"NECESITAMOS UN POLÍTICO SERIO"

"No tiene ningún sentido y pasaríamos a la historia del disparate si los mismos partidos que aprueban las cuentas en el día de hoy apoyan una moción de censura en el día de mañana. No hay un precedente como este en ninguna democracia europea", ha reflexionado, antes de insistir: "El presidente no va a dimitir, entre otras cosas porque necesitamos un político serio".

"Si en España también el presidente del Gobierno es un político como los de la oposición, entonces estaríamos en una situación agónica", ha manifestado, antes de reiterar que él está seguro de que Rajoy no se meterá "en la espiral de ansiedad, de la crisis de ansiedad que tienen los líderes políticos de la oposición en España".

No en vano, ha recalcado que España necesita "a un político que esté centrado, tranquilo y mantenga la responsabilidad de su cargo, y del Grupo Parlamentario", porque la situación contraria, que ha identificado con "la crisis de ansiedad generalizada" de los responsables políticos de la oposición, está "costando muy caro" al país.

"Estamos perdiendo a chorros nuestra credibilidad y muchísimo dinero en intereses de la deuda. Parece que la gente se toma de broma los intereses de la deuda y lo que tenemos que pagar, en un país muy endeudado y con un déficit público de los mayores de Europa. Parece que es una broma y no lo es", ha advertido Feijóo.

En el polo opuesto, ha manifestado que "esto es serio" y los españoles son "más pobres" de lo que eran "hace una semana" y tienen "más gastos". A su juicio, esta situación "conlleva una responsabilidad" que espera que los ciudadanos "apunten y descuenten cuando proceda".

"ESPAÑA NO ES UN BAR QUE SE TRASPASA"

"Parece que el Gobierno de España está a subasta y hay distintos compradores", ha lamentado Feijóo, antes de aludir al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y a los líderes de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias.

A renglón seguido, ha advertido que, sin embargo, "España no está a subasta". "España no es un bar que se traspasa, son 46 millones de ciudadanos que tienen derecho a que se respete el resultado de las urnas, tanto en las elecciones de 2015 como en las de 2016, y lo que estamos observando es que volvemos a la inestabilidad y al juego de tronos de distintos responsables de la oposición", ha recriminado.

"VOLVEMOS AL PEOR PEDRO SÁNCHEZ"

"Y volvemos al peor Pedro Sánchez que conocíamos, el secretario general del PSOE que hizo repetir las elecciones, al que después echaron sus compañeros de partido y que ahora vuelve a las andadas: a tomarse a broma la gobernabilidad de España y la estabilidad de las instituciones", ha agregado el presidente gallego.

Dicho esto, ha asegurado que espera que los políticos españoles "no prosigan en esta alocada carrera movidos por una ansiedad de poder y de notoriedad atípica y enfermiza", y que la situación abierta tras presentar el PSOE su moción de censura se cierre este fin de semana "para seguir hablando de los españoles y de sus intereses", con el "sosiego de un Gobierno y una oposición responsable".

"Espero que esa moción de censura no sea más que una pataleta de determinados políticos que no se dan cuenta de que las mociones de censura en la Europa actual salen muy caras a los ciudadanos y no se pueden plantear si no hay un gobierno alternativo", ha advertido, antes de remarcar que "es obvio que no hay un gobierno alternativo al del presidente Rajoy".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.