Taylor Swift
Taylor Swift, en plena actuación de su gira 'Reputation Stadium Tour'. GTRES

Taylor Swift deleitó a más de 26.000 personas el pasado domingo en el festival Biggest Weekend de BBC 1 en Swansea, Gales (Reino Unido). Cantó y bailó seis temas de su álbum Reputation, enfrentándose a una humedad del 80% lo cual no pasó desapercibido para el reportero Greg James, quien de broma le dijo a la artista de, 28 años, que se diera una ducha.

Tras su espectáculo en el Singleton Park, el periodista de la BBC se acercó a Swift para hacerle una breve entrevista, la primera que concedía la cantante después de dos años. Greg James le soltó a Swift que creía que "debía darse una ducha".

La estrella del pop no se lo tomó a mal y le respondió que tenía razón y admitió que se sentía "un poco nerviosa" antes de su actuación: "No tuvimos tiempo para ensayar y ha sido todo sobre la marcha".

Sin embargo, han sido sus leales Swifties los que han saltado como hienas en Twitter ante el comentario. "Espera... ¿el entrevistador le ha dicho a Taylor que se diera una ducha? WTF".

Otro escribió: "¿De verdad, Greg James? ¿La primera entrevista que Taylor hace en más de dos años y le dices que necesita una ducha?", "¿Donde está tu educación? ¿Y no podrías haberle hecho una pregunta musical sobre su álbum? ¿Esto es periodismo?"

El periodista ha respondido a través de su cuenta de Twitter que la cantante "tiene un gran sentido del humor" y que se conocen "desde hace mucho tiempo".

De hecho, añadió que no había ningún mal rollo entre ellos tras la entrevista, que obviamente hacia mucho calor y que casi estuvo a punto de decirle de darse "una ducha juntos". Pero que con todo el revuelo que se había montado por la broma, que se alegraba de "no haberlo hecho".