Según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, el hallazgo se hizo en la tarde de este sábado en la orilla portuguesa del río Miño, entre Arbo y Melgaço.

Aunque deberá confirmarse a través de las pruebas pertinentes, las mismas puentes indican que todo apunta que se trata del pescador portugués de 67 años que desapareció el 20 de abril en la zona y cuyo cuerpo se rastreó durante varias jornadas sin éxito.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.