La fresa, una alternativa al desempleo
Una mujer recolectando fresas en Palos de la Frontera, Huelva. Julián Pérez / EFE

La Fiscalía de Huelva ha iniciado una investigación sobre posibles casos de abusos laborales y sexuales a temporeras inmigrantes de la campaña de la recolección de la fresa en Huelva. La cadena La Sexta ha publicado uno de esos casos de abuso sexual, en el que una temporera marroquí ha denunciado que un capataz la obligó a tener "sexo anal".

De acuerdo con la cadena, la mujer, que no ha querido mostrar su rostro por temor a represalias, ha denunciado que los abusos provienen de capataces, también de origen marroquí.

"Hizo que me arrodillara y me obligó a tener sexo anal con él", ha asegurado la presunta víctima, según la cadena. "No conocía a nadie y cuando supe el idioma me dijo que no hablara con nadie".

Fuentes de la Fiscalía han informado a Efe de que la decisión de abrir una investigación se adoptó este jueves después de recibir una denuncia de la Dirección General de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía.

Investigación en marcha

El objeto de las pesquisas es determinar la veracidad de las denuncias recogidas en distintos medios de comunicación internacionales y hechas públicas, entre otros, por el Sindicato Andaluz de Trabajadores.

De esta forma, se han iniciado una serie de actuaciones para poder identificar a las mujeres que han sido presuntamente objeto de dicha explotación, y conocer si han interpuesto o no denuncias.

Asimismo, según ha avanzado ABC, se dará cuenta la situación a la Inspección de Trabajo de forma que desde este ámbito también se pueda trabajar para arrojar luz sobre estas presuntas prácticas.

Desde la Fiscalía se ha precisado que la denuncia de la Dirección General de Políticas Migratorias de la Junta fue la primera que les llegó y la que ha dado pie a la apertura de las diligencias.

Si bien, posteriormente se ha sumado el escrito elevado por la Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza (Interfresa) en representación de las principales organizaciones, asociaciones profesionales y la totalidad de las empresas productoras y comercializadoras que operan en el sector de la fresa en Huelva.

Ésta ha presentado además un escrito en la Subdelegación del Gobierno requiriendo información sobre posibles denuncias que se hayan podido presentar ante la Guardia Civil y Policía Nacional.