Herrera, quien ha visitado en la localidad las nuevas instalaciones del Grupo Aciturri y las de la empresa Montefibre, ha señalado que, pese a la dura crisis de los últimos años, Miranda de Ebro tiene futuro gracias a los nuevos proyectos empresariales y la colaboración de las administraciones públicas.

En este sentido, ha repasado algunas de las acciones emprendidas para revitalizar esta localidad, como el Programa Territorial de Fomento, aprobado a finales del pasado año, dentro del Plan Director de Promoción Industrial de Castilla y León y del pacto de la Comunidad por la reindustrialización.

Al respecto, Herrera ha explicado que este programa pretende promocionar la localidad burgalesa como territorio atractivo para la inversión, así como fomentar la creación de empresas, diversificar la estructura productiva y facilitar apoyos financieros.

Asimismo, ha señalado que el programa territorial prevé la declaración de especial trascendencia y urgente actuación para la reindustrialización de Miranda de Ebro, lo que favorecerá medidas de simplificación administrativa, agilización de actuaciones y facilidades de acceso al suelo industrial.

El programa territorial recoge, además, el fortalecimiento y la diversificación de la Fundación Centro Tecnológico Miranda de Ebro mediante la dotación de equipamiento y el apoyo a actividades de I+D.

Este programa se completa con un fondo de capital riesgo de tres millones de euros, destinado a la reindustrialización de la localidad y canalizado a través de 'Sodical', que ya se ha puesto en marcha en esta zona de la provincia de Burgos.

Todo ello se complementa con la prioridad de acceso que se ha dado a los proyectos de empresas y emprendedores dentro de la Lanzadera Financiera, que desde su creación en 2016 ha atendido ya a 142 solicitudes de financiación en el municipio, por un importe de 60 millones.

GENERACIÓN DE RIQUEZA

El presidente de la Junta de Castilla y León ha aprovechado su presencia para conocer las nuevas instalaciones del Grupo Aciturri y las de la empresa Montefibre, de las que ha dicho que son un ejemplo de innovación que contribuirá a la generación de riqueza.

Las nuevas dotaciones del Grupo Aciturri, que cuenta con ocho plantas en España y una en Portugal y una plantilla global de 1.400 trabajadores, se ubican en el polígono de Ircio y disponen de 8.500 metros cuadrados sobre una parcela de 45.000, que permitirá futuras ampliaciones.

La inversión prevista por la firma en este espacio, incluidas las ampliaciones hasta 2021 y que se completarán con otros proyectos de crecimiento, alcanzará los 21 millones de euros y supondrá la creación de 150 puestos de trabajo.

Por su parte, Montefibre, empresa dedicada a la fabricación de fibras acrílicas que ha trasladado su sede social de Barcelona a Miranda de Ebro, reactivó su actividad en 2017 tras echar el cierre en 2013 con motivo de la crisis y en la actualidad cuenda con 160 empleados en una plantilla que se incrementará debido a nuevas inversiones.

Consulta aquí más noticias de Burgos.