Fallecidos en el accidente aéreo de Cuba
Familiares, amigos y vecinos del pueblo de Velazco, en la provincia de Holguín (Cuba), reciben los restos de fallecidos en el accidente aéreo de La Habana. ALEJANDRO ERNESTO / EFE

La segunda caja negra del vuelo DMJ-972 de Cubana de Aviación accidentado en La Habana el pasado día 18 fue encontrada este jueves, según informaron fuentes oficiales.

Se trata de la caja que registra los parámetros técnicos del vuelo, según dijo a la televisión cubana el presidente del Instituto del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), Armando Daniel López, quien encabeza la comisión investigadora del siniestro.

La primera caja —que graba los sonidos de la cabina del avión Boeing 737— fue recuperada horas después del accidente, que tuvo lugar minutos después de que el avión despegara del aeropuerto de La Habana y en el que murieron 111 personas.

La Comisión de la IACC que investiga las causas del siniestro, a la que se han sumado expertos llegados de México, Estados Unidos y peritos europeos, analizó la información obtenida a través de vídeos y de personas que viven cerca del lugar donde ocurrió el accidente, según explicó la autoridad aeroportuaria de la isla.

Zona cerrada

López precisó que la segunda caja negra fue identificada por "su numeración y nomenclatura" como la que pertenecía a la aeronave alquilada por Cubana de Aviación a la empresa mexicana Global Air que cubría la ruta nacional La Habana-Holguín (este) cuando se estrelló en una zona de cultivos.

También indicó que el lugar de la catástrofe aérea continúa precintado con el objetivo de que la comisión investigadora pueda recurrir a él cada vez que sea necesario y así evitar que la zona sea obstruida por la presencia personas o que se pierdan detalles que aún quedan allí y pueden aportar al esclarecimiento del suceso.

López señaló que todavía cuando se va al sitio del desastre se recogen "determinadas partículas de piezas" del avión que son "significativas" y se llevan para su "análisis", aunque los elementos fundamentales ya han sido recogidos y trasladados a las instalaciones aeroportuarias para su evaluación.

Varios meses

Respecto al momento en el que se podrán conocer las conclusiones de las investigaciones, López explicó que teniendo en cuenta el tipo de la aeronave accidentada, el proceso aún puede demorar meses o incluso llegar a un año.

Pero, de acuerdo al avance del trabajo de la Comisión, consideró que probablemente en menos de un año se podrán conocer las causas que provocaron el accidente de aviación civil más grave de los últimos treinta años en Cuba.

En el siniestro perdieron la vida 100 cubanos y once extranjeros: siete mexicanos —los seis miembros de la tripulación y una turista—, dos argentinos, y dos saharauis, uno de ellos con pasaporte español.

Las dos únicas supervivientes son dos cubanas permanecen internadas en un hospital de La Habana en estado "crítico extremo" y con pronóstico reservado.