Presentación del proyecto de la iglesia ortodoxa
Presentación del proyecto de la iglesia ortodoxa EUROPA PRESS

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha comparecido esta mañana con el padre Vasile Magnet de la parroquia ortodoxa Santísima Trinidad de Logroño para presentar el proyecto de construcción de la iglesia. El edificio se levantará sobre una parcela dotacional municipal que la comunidad rumana ha adquirido por enajenación directa, tras haber sido objeto de un concurso que quedó desierto.

Gamarra ha mostrado su "satisfacción" por este nuevo proyecto "que va a ofrecer un servicio más a los que son ya logroñeses, de acogida pero logroñeses con los mismos derechos de los nacidos aquí". "La comunidad rumana tiene un fuerte arraigo en nuestra ciudad y la inversión que ahora van a realizar así lo demuestra", ha añadido.

Además del especial carácter social del proyecto, la alcaldesa ha destacado su importancia "por la actividad económica que va a generar, tanto durante su construcción, para la que hay previsto un presupuesto importante, como por el empleo que va a contribuir a generar y por el dinamismo en el entorno por el flujo de personas que aportará a esta zona de la ciudad".

Dentro del presupuesto contemplado por el colectivo ortodoxo rumano de La Rioja se incluyen los 117.600 euros (142.296 euros con el IVA incluido) que han abonado al Ayuntamiento para obtener la propiedad de esta parcela.

Se trata de un solar de 760 metros cuadrados en la calle Daroca de Rioja, en el barrio de Fardachón -entre las calles Sorzano y Sojuela-, situado exactamente en la parte de atrás del Club de Marketing y próximo a la iglesia de los mormones, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En este sector destaca también la presencia de la Comisaría de la Policía Nacional, las Ciudad Deportiva de Pradoviejo y centros comerciales. "Es una zona de expansión de la ciudad en la que conviven los usos residenciales con dotaciones públicas administrativas, deportivas o sanitarias con otras privadas de tipo comercial, hostelero... con amplias avenidas y zonas verdes", ha señalado.

DISEÑO SINGULAR.

Los ortodoxos de Logroño están en este momento utilizando para el culto las instalaciones de los Salvatorianos "y podrán ver colmadas sus expectativas de tener una iglesia propia tras un intento que no fructificó hace unos años, era ya una necesidad", como ha asegurado el padre Vasile Magnet.

Ahora, la comunidad hará frente a la construcción de un edificio de 228,87 metros cuadrados, a los que se sumarán 368,88 metros cuadrados de zona verde y 162,25 de acceso rodado y aparcamiento. El presupuesto de inversión que manejan asciende a 372.600 euros y se ha calculado -según ha informado el padre Vasile- un aforo de 400 personas.

El edificio se situará en paralelo a la calle Daroca de Rioja, contemplando la parcela cinco plazas de aparcamiento con acceso desde un vial de 5,80 metros de anchura. Perimetralmente a la iglesia se ha diseñado una zona pavimentada que garantizará el acceso principal y a los secundarios. El resto del solar estará ajardinado.

La entrada a la iglesia se realizará por el oeste a través de un porche de entrada cubierto, que dará paso a un vestíbulo por el que se accederá mediante unas escaleras laterales a la zona del coro.

El vestíbulo previo servirá asimismo de paso a la nave central con una cubierta en bóveda de cañón por la que se llegará a la sacristía situada en la cabecera del templo. Un elemento vertical a modo de torre, de 21 metros, se eleva en la confluencia entre la nave central y la cabecera.

Como ha apuntado el padre Magnet, el uso de la madera como material principal será una de las principales características del proyecto, se utilizará no solo como elemento estructural sino como acabado de la fachada.

En general se emplearán materiales de carácter bio-constructivo, tradicional o de nueva generación, entre los que

destacará la madera con certificación "sostenible" en origen. Las piezas de madera se están fabricando ya desde diciembre de 2017 "y ahora mismo, están en la fase de secado".

Dentro de aproximadamente un año o año y medio, las piezas viajarán desde Rumanía hasta Logroño. El templo se montará en 90 días "y luego harán falta 8 ó 9 meses para su asentamiento y para hacer las acometidas". El último paso serán los 30 días necesarios para hacer el revestimiento del edificio.

En estos momentos están empadronados en Logroño 5.578 rumanos, a fecha de 1 de enero de 2018. Además, hay otras nacionalidades que también procesan mayoritariamente la religión ortodoxa. Procedentes de Rusia, Bulgaria, Grecia, Ucrania, Moldavia... y otros países del entorno figuran en el padrón cerca de 1.500

personas más.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.