Representantes vecinales informan sobre las alegaciones a la ordenanza 17-5-2018
Representantes vecinales informan sobre las alegaciones a la ordenanza 17-5-2018 EUROPA PRESS

García, acompañada de otros representantes de asociaciones como Antonio Presa o José Manuel Conde, ha explicado la posición de las organizaciones vecinales ante la elaboración de una nueva ordenanza de terrazas, ya que consideran que la actual debe mejorarse para que haya "más coherencia" entre la ocupación de la vía pública y el espacio que queda libre para los peatones.

Además, la dirigente de la Federación ha añadido que van a comunicar a las asociaciones vecinales que cuando observen una situación en sus barrios en la que se incumpla la normativa actual, algo que consideran que ocurre a menudo, llamen a la Policía Municipal o al 010 para ponerlo en conocimiento de las autoridades y denunciar.

Según García, el Ayuntamiento y la Policía deben "tomarse las cosas en serio", ya que entiende que se han puesto sanciones pero la Federación de Asociaciones Vecinales considera que "no han sido muchas".

Margarita García ha recalcado que no parece "lógico" que en los últimos años se ha recuperado espacio que antes ocupaba el vehículo privado ahora se permita que esas mismas zonas queden ocupadas por grandes terrazas que surgen "como setas".

De hecho, Antonio Presa ha señalado el dato de que en diez años el número de terrazas que se instalan en la ciudad se ha duplicado hasta superar el millar, y aunque ha considerado que se trata de un "servicio" que se da a los vecinos que utilizan las terrazas, a menudo surgen problemas de "convivencia" por motivos como el ruido o que suponen obstáculos para que los peatones transiten por la vía pública.

Además de las alegaciones que las organizaciones proponen para mejorar la ordenanza, Presa ha advertido de que, en muchos casos, consideran que los empresarios de hostelería incumplen el actual texto.

Así, ha señalado casos en los que "no se respeta la anchura mínima" de tres metros que debería quedar en las calles en las que se instalan terrazas, a lo que ha añadido que una de las alegaciones va en el sentido de introducir el concepto de "aceras singulares" en las que el espacio libre sería de cinco metros, como en la acera de Recoletos, la plaza de España.

También ha asegurado Presa que actualmente tampoco se deja una distancia mínima entre la terraza y el bordillo en calles con aparcamiento en línea, lo que, según la norma, obligaría a los camareros a reclamar al cliente que se levante si su silla obstaculiza la apertura de un vehículo que estacione junto a la terraza. Por ello, en la nueva ordenanza plantean una distancia mínima entre los elementos instalados y el bordillo o los carriles bici de entre 0,50 y 0,60 metros.

Presa ha añadido otra situación que considera que actualmente no se atiene a la norma, pues entiende que si no se permite la instalación de elementos de terrazas junto a las paredes para facilitar la movilidad de personas invidentes, no sería legal la instalación de elementos como baldas o mesas altas, algo que también proponen que se contemple en la nueva ordenanza.

Al igual, ha reclamado más atención de la Policía Municipal a la publicación de los planos-croquis que los establecimientos deben tener visibles para informar de las dimensiones de las terrazas, ya que en algunos casos no se instalan a la altura de la vista o se colocan del revés o ni siquiera están visibles.

Otras aportaciones de los vecinos son que el Ayuntamiento debe informar previamente a la vecindad afectada y la asociación vecinal de la zona para opinar y alegar lo que consideren sobre la instalación de una nueva terraza.

También se da importancia a que las terrazas de una misma vía, sobre todo en el caso de peatonales como Mantería, mantengan una alineación entre sí que no obligue a los peatones a caminar "en zig zag", algo que si ya "es molesto" para la mayoría de las personas, para los invidentes convierte la calle en "impracticable".

Se reclama incluir la prohibición de que, una vez se recoja la terraza por las noches, los elementos separadores o decorativos no puedan quedarse en el medio de la acera, sino que el establecimiento deberá guardarlos en su local o en un almacén.

MAYORES TASAS PARA LAS TERRAZAS "SEMIPERMANENTES"

La presidenta de la Asociación ha añadido la reclamación de que las terrazas denominadas "semipermanentes" cerradas pero que en realidad son fijas y suponen una "ocupación del espacio público de manera descarada" deberían tener tasas más elevadas pues consideran que es "una ampliación del establecimiento, cerrada, calefactada y que en algunos casos es de mayores dimensiones que el local original".

En cuanto a las dimensiones, Antonio Presa ha apuntado como ejemplo una actuación que se llevó a cabo en los últimos años en lugares como el paseo de Zorrilla que consistió en la señalización de los límites de las terrazas en la acera con pintura y con perforaciones en la acera, algo que ha reconocido dejó "maravillados" a los representantes vecinales pues se cumplió sin problema.

El representante vecinal ha recalcado si las terrazas se regulan "en condiciones" dará "satisfacción" a los vecinos y la ciudad será "más amable".

En el aspecto de las dimensiones máximas

Consulta aquí más noticias de Valladolid.