ÞÍñigo Fernández
ÞÍñigo Fernández EUROPA PRESS

El PP llevará el lunes, 21 de mayo, al Pleno del Parlamento una iniciativa para pedir al Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) que encargue a la Intervención una "auditoria específica" sobre el "escándalo" de las "irregularidades" y "posibles" ilícitos "penales" en las contrataciones en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) y ha acusado a la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), de hacer "trampas" para "enterrar" el asunto intentando "empañar" la gestión de los 'populares' en el periodo 2011-2015.

El portavoz del PP, Íñigo Fernández, ha presentado este jueves en rueda de prensa una proposición no de ley del grupo popular para reclamar la auditoría de la Intervención, que, según se pide en la inicitiava, deberá ser remitida al Parlamento en máximo de cuatro

meses.

Los 'populares' piden que la auditoría afecte a "todos" los contratos del SCS "iniciados, tramitados, adjudicados y ejecutados, total o parcialmente" a lo largo de 2016 y 2017 para "constatar" que se ha cumplido la normativa; "verificar el adecuado registro y contabilización de las operaciones realizadas" y su "fiel u regular reflejo" en las cuentas, y "evaluar" que los procedimientos se han realizado "de acuerdo con los principios de buena gestión económico-financiera".

PREGUNTARÁ SOBRE LOS CAMBIOS EN LA INTERVENCIÓN

Además, en la misma sesión plenaria, los populares plantearán cuatro preguntas al Gobierno sobre los motivos del cese del que hasta hace poco era el interventor general, Gabriel Pérez Penido, y otros cambios en este departamento ya que el PP insiste en que tiene el "convencimiento" de ello está "relacionado" con las "irregularidades" en las contrataciones del SCS para evitar que se investiguen e intentar "tapar" el asunto.

Concretamente, preguntarán al Ejecutivo por los motivos de los ceses del interventor, del subdirector de Control Financiero, Rafael Gutiérrez.

También le cuestionará acerca de si ha habido algún tipo de reorganización de las funciones de la Intervención o la Subdirección de Control Financiero y también por las razones por las que se ha nombrado un nuevo subdirector de Control Financiero "con las mismas funciones que el anterior".

LAS "TRAMPAS" DE REAL PARA "TAPAR" LOS "POSIBLES" DELITOS EN EL SCS

En la rueda de prensa, Fernández ha vuelto a criticar la actitud de la consejera ya que, a su juicio, "no tiene ninguna voluntad de aclarar" lo sucedido.

De hecho, el portavoz del PP cree que la consejera lo que está haciendo es pedir "tiempo" para "tratar de encontrar algo para escupir a los demás", entre ellos a los populares y a su gestión en el SCS en la pasada legislatura cuando "no tiene motivo".

En este sentido, Fernández ha afirmado que no hay "nada" que en principio parezca indicar que hubo "irregularidades" en el SCS durante la pasada legislatura, a diferencia de lo que, a su juicio, sí existe de la actual etapa, en la que -ha dicho- hay

"sospechas fundadas" de la existencia de "irregularidades" o, incluso, "posibles" delitos de "malversación de caudales públicos", "tráfico de influencias", "usurpación" de funciones públicas o "falsedad documental".

El también diputado del PP ha señalado que las "irregularidades" han sido cometidas por el gerente del SCS, Julián Pérez Gil, y el subdirector de Gestión Económica, Javier González,

pero, según Fernández, lo han hecho por "mandato" y "nombramiento" de la consejera de Sanidad.

Así, ha insisitido en que en la "trama" está implicada Real, y más tras recibir el pasado febrero el escrito de la jefa del servicio de Contratación Económica y Gestión Administrativa, la funcionaria Inmaculada Rodríguez, informándole de esas supuestas irregularidades.

Además, el PP cree que en el asunto también está implicado el consejero de Economía y Hacienda, el también socialista Juan José Sota, por

"permitir" una "maniobra" para "descabezar" a los actuales responsables de la Intervención para tratar de impedir que ésta investigue y el asunto no "salpique" a la consejera.

CRÍTICAS A REVILLA

Para los 'populares', "solo quedar ver" si en el asunto está también el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ya que "sigue sin intervenir" en el asunto.

Así, Fernández ha criticado que, mientras ocurre este asunto, Revilla siga "de gira por España, firmando libros y haciendo cajas a costa" de no "ejercer como presidente de Cantabria".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.