boa constrictor
La boa constrictor encontrada cerca del Ebro.

Dos patrullas municipales de agentes forestales se desplazaron el pasado sábado, 12 de enero, a una zona agrícola, cercana al Club Deportivo Ebro, alertadas por el aviso telefónico de un ciudadano que decía haber visto una boa de gran tamaño. Los agentes, que creyeron inicialmente que la serpiente estaba muerta, se trasladaron a la zona provistos del material adecuado de captura, y finalmente procedieron a la recogida del animal.

Los agentes municipales estiman que esta serpiente llevaba escasamente dos horas abandonada a su suerte y hubiese perecido en un corto periodo de tiempo

Una vez en las dependencias oficiales, los agentes comprobaron que se trata de un ejemplar de boa constrictor, cuyo tamaño alcanza los dos metros de longitud. Este animal que, ha llegado hasta Zaragoza a través del comercio de especies de fauna exótica, tiene origen tropical, no es venenoso, pero es muy robusto y de gran tamaño, ya que puede alcanzar hasta los 4 metros de longitud.

Las posibilidades de adaptación al medio en estado de libertad son muy reducidas en la capital aragonesa, ya que se trata de ofidios que no soportan las bajas temperaturas (por las noches no deben bajar de una temperatura de 22-24ºC), por lo que los agentes municipales estiman que esta serpiente llevaba escasamente dos horas abandonada a su suerte y hubiese perecido en un corto periodo de tiempo.

En estos momentos, la boa constrictor permanece en las dependencias de la Unidad de Agentes Forestales, mientras se busca un alojamiento adecuado a sus características y a sus necesidades de hábitat natural y que, probablemente, será fuera de la comunidad aragonesa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA