Un restaurante indemniza con 6.500 € a un hombre negro por pedirle que pagara la cuenta por adelantado

  • Así lo ha sentenciado el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario, que considera que hubo "discriminación racial".
  • Ocurrió en Toronto, en mayo de 2014, cuando un joven acudió a comer con tres amigos por su cumpleaños.
La fachada del restaurante chino Hong Shing de Toronto.
La fachada del restaurante chino Hong Shing de Toronto.
TRIPADVISOR CANADA

Emile Wickham fue a cenar con tres amigos por su cumpleaños al restaurante chino Hong Shing, situado en Toronto, en mayo de 2014. Pero nunca se imaginó que después de aquello recibiría en su cuenta 10.000 dólares canadienses (6.500 euros) como indemnización. ¿Por qué? Porque el camarero que lo atendió le pidió que pagara la cuenta de la comida por adelantado por motivos racistas.

"No me sentó bien, así que decidí levantarme y acercarme a las diferentes mesas", explica Wickham en una entrevista concendida al CityNews. "Descubrí que éramos los únicos a quienes se les pidió pagar por adelantado", prosigue, y ahí se dio cuenta de que también eran los únicos ciudadanos de raza negra que había dentro del local y que había sido precisamente esa la causa.

"Salimos del restaurante sintiéndonos frustrados y rechazados, todo por lo que los empleados pensaron que éramos capaces de hacer solo en función del color de nuestra piel", afirma este joven que, poco tiempo después presentó una queja demanda por "discriminación racial" ante el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario, que casi cuatro años después ha fallado en su favor.

Los propietarios del Hong Shing no asistieron a la audiencia que tuvo lugar en octubre de 2017. Sí mandaron una carta en nombre de su abogado donde señalaron que el establecimiento atrae a una numerosa clientela, pero que su personal es escaso, por lo que ya habían vivido situaciones donde algunos individuos comen y se van antes de pagar la cuenta. "Nunca hubo intención de discriminar al solicitante", añadieron.

El grupo de amigos alegó que el día que ellos fueron atendidos había numerosas personas encargadas del local y que ese no era el motivo, sino que la situación estuvo "motivada por un estereotipo de que las personas negras son criminales o desviadas". Algo que aceptó el alto tribunal y sentenció que Wickham había sido racialmente discriminado.

"Estamos muy contentos con la decisión del tribunal", dijo Roger Love, quien se desempeñó como abogado de Wickham en el caso. Y es que ahora el establecimiento chino ha tenido que indemnizar con 10.000 dólares al joven de raza negra. "Esto sirve para advertir que aunque dirijas un restaurante o una tienda de ropa, no se tolerará la discriminación", reiteró Love.

Por su parte, Colin Li, gerente del Hong Shing, expresó en el comunicado que apelarán la decisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento