Cabina de pasajeros de un avión
Una cabina de pasajeros de un vuelo comercial. David Lytle / Wikipedia

El avión acababa de aterrizar y un pasajero llamado Chen decidió que el ambiente dentro de la cabina estaba muy cargado. Así que, aprovechando que estaba sentado junto a la ventanilla de emergencia situada sobre las alas, decidió abrir la puerta para ventilar.

Esto es lo que pasó con un ciudadano chino en el aeropuerto Mianyang Nanjiao, en Sichuan, China. Después de decidir que necesitaba un poco de aire fresco, Chen tiró de la manivela para abrir la compuerta. Más tarde alegó que "no sabía que accionaba la puerta de salida de emergencia de su fila".

Cuenta el pasajero que al darse cuenta de que el tobogán amarillo de emergencia se estaba desplegando automáticamente al mismo tiempo que la puerta caía al exterior, "entró en pánico".

"El aire estaba muy cargado y muy caliente dentro del avión, así que simplemente empujé hacia abajo el asa de la ventana a mi lado. Cuando la puerta se cayó, me entró el pánico ", relató el hombre a ThePaper.cn.

El pasajero acabó detenido y en un calabozo durante 15 días, y fue multado con 70.000 yuanes, algo más de 9.000 euros, por "uso no autorizado de elementos de seguridad de aviación".

Para respaldar la sanción la aerolínea, cuyo nombre no ha trascendido, alegó que el pasajero no podía asegurar que desconocía lo que hacía, pues había recibido las instrucciones de seguridad antes del vuelo, además de tener los folletos de seguridad en su asiento.

Además, pusieron de manifiesto que para mover la palanca de seguridad y abrir la puerta hay que "aplicar una fuerza considerable", por lo que no pudo ser un acto reflejo inconsciente.