Audiencia Provincial de Toledo
Fachada principal de la Audiencia Provincial de Toledo. Francisca Muñoz

Emiliana G.P., de 50 años, va a ser juzgada este lunes 14 de enero en la Audiencia Provincial de Toledo. Está acusada de matar con un cuchillo de cocina a su esposo, Santiago Asensio, de 55 años, en la puerta del domicilio familiar de ambos, un chalet adosado situado en la localidad de Argés. El fiscal pide catorce años de cárcel para la acusada.

Los hechos, según el informe del fiscal, ocurrieron a las 21:00 horas del 11 de mayo de 2006. La acusada, que sufría un estado depresivo desde hacía casi diez años por las malas relaciones con su marido, le asestó a éste una puñalada certera que le atravesó el pulmón. La presunta agresora ya había denunciado a su marido por malos tratos seis años antes, aunque luego no acudió a declarar.

Discusión que acabó en asesinato

También en el año 2000 la Guardia Civil tuvo que acudir al domicilio del matrimonio, tras el aviso de la hija mayor al producirse una discusión entre Emiliana y Santiago. El matrimonio natural de Ahigal, tenía cuatro hijos, uno de ellos menor de edad. El día de los hechos, el 11 de mayo de 2006, la víctima había bebido, lo cual era frecuente, y presentaba una situación de embriaguez.

Emiliana ya había denunciado a su marido por malos tratos seis años antes

Tras una fuerte discusión, Emiliana golpeó a su marido en el brazo, y en ese momento el fallecido agarró a la mujer del cuello arrastrándola hasta el distribuidor de la casa, donde la soltó. Acto seguido, la mujer entró en el salón para llamar por teléfono a una de sus hijas, pero, su esposo le arrancó el listín de teléfonos y lo arrojó al suelo, agarrándole de nuevo del cuello.

Acto seguido, Emiliana, cogió de la cocina un cuchillo y fue en busca del marido, que se había dirigido hacia el garaje. Tras un forcejeo, Emiliana, con el propósito de quitarle la vida, le asestó una puñalada certera en la parte anterior izquierda del tórax, que le atravesó el pulmón y le causó la muerte en pocos minutos por hemorragia interna.

El fiscal solicita catorce años de prisión con las agravantes de parentesco y abuso de superioridad y la atenuante de arrebato, así como indemnizaciones que van desde los tres mil euros para la madre del fallecido hasta los doce mil para la hija menor del matrimonio. El juicio, en la Audiencia Provincial de Toledo, dilucidará este terrible hecho.