El Juzgado de Instrucción número 1 de Colmenar Viejo (Madrid) ha condenado por una falta de maltrato a animales a un hombre que arrojó por la ventanilla del copiloto del coche que conducía a tres cachorros de gato, uno de los cuales fue atropellado por él mismo.

Los hechos sucedieron el 4 de junio de 2006, en la carretera de Hoyo de Manzanares, en el término municipal de Colmenar Viejo, y fueron denunciados por la asociación protectora de animales El Refugio, tras ponerse en contacto con ella los ocupantes del vehículo que circulaba detrás y que fueron testigos.

Sobrevivió uno de tres

El hombre había encontrado a los cachorros en su finca, situada muy cerca de allí, los cogió, los metió en su coche y, durante el trayecto, los fue lanzando por la ventanilla del lado derecho. De los tres cachorros, sobrevivió uno, del que se hizo cargo El Refugio y que ahora está adoptado; mientras que al segundo lo atropelló el condenado con el coche dando un volantazo y el tercero se perdió en la cuneta, según los testigos.

El presidente de El Refugio, Nacho Paunero, ha aplaudido la sentencia, que condena al hombre a 30 días de multa a razón de 12 euros diarios.