El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, encargará "un breve informe" a los servicios jurídicos de la Cámara autonómica sobre los cambios que se han producido en el pleno de este jueves después de que el PP se lo haya solicitado, tras manifestar su desacuerdo por haber concentrado todos los asuntos parlamentarios en una única sesión y no haberlo dividido en dos.

Así lo ha manifestado Fernández Vaquero tras haber citado a los tres grupos parlamentarios a su despacho y haber suspendido la sesión plenaria durante una media hora, después de que al inicio de la misma el PP haya trasladado sus críticas por esta cuestión, tras lo que se ha generado un momento de interrupciones de la palabra entre Fernández Vaquero y el vicepresidente segundo del Parlamento, Vicente Tirado.

Después de haberse reunido con el presidente de las Cortes, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, ha vuelto a tomar la palabra desde su bancada para solicitar un informe de los servicios jurídicos de la Cámara para consultar si el presidente "puede tomar discrecionalmente estas decisiones".

Tras la alocución de Cañizares, también ha tomado la palabra la presidenta del Grupo Popular, Ana Guarinos, y la secretaria segunda de la Mesa de las Cortes, Cesárea Arnedo, en los mismos términos que su compañero de bancada.

El presidente de las Cortes ha contestado a cada uno de los parlamentarios que han tomado la palabra, y tras reiterar que encargará este informe, ha dado inicio a la sesión plenaria, que ha comenzado con una hora de retraso.

PETICIONES A VAQUERO

Concretamente, Francisco Cañizares ha pedido formalmente este informe al presidente de la Cámara regional para que los servicios jurídicos determinen si estos cambios son "preceptivos" y si antes de los cambios se tienen que oír a la Junta de Portavoces.

Fernández Vaquero, aunque ha reconocido que las demandas del PP pueden ser "razonables", ha asegurado que no se están infringiendo "ningún apartado del Reglamento", añadiendo que el mismo establece los cauces para que los parlamentarios expresen sus quejas y reclamaciones.

En segundo lugar, Guarinos ha espetado a Fernández Vaquero que tiene que otorgar la palabra a los diputados y si la deniega tiene que argumentar las razones, por lo que le ha pedido que "de ahora en adelante" se respeten estos derechos.

"A lo largo de este mandato se están produciendo vulneración de derechos fundamentales por parte de la Presidencia de esta Cámara. Es el lugar de la palabra, le pido en el futuro respeto al decoro de los parlamentarios", ha asegurado Guarinos, que se ha mostrado de acuerdo con la posibilidad de presentar reclamaciones, al tiempo que ha admitido que "eso implica demorar esas solicitudes".

En contestación a Guarinos, Fernández Vaquero, que ha pedido disculpas si se han producido la retirada de la palabra a diputados, ha explicado que su función "es mantener el orden" y "visto que el pleno comenzaba con una algarabía inusual", ha intentado que el pleno comenzara en los primeros momentos del mismo.

"Una de mis funciones es intentar que el pleno se desarrolle con normalidad e intentar evitar este espectáculo que se estaba dando ante los medios y ciudadanos de Castilla-La Mancha", ha asegurado.

Finalmente, Arnedo ha sido la tercera parlamentario en demandarle a Fernández Vaquero que no "convierte a estas Cortes en el felpudo del Gobierno", pues, a su juicio, "la Mesa y la Junta sirven para algo" y ha criticado que hiciera que la secretaria primera de la Mesa, Josefina Navarrete, "pasar el bochornoso sonrojo" de trasladar unos acuerdos que luego no se correspondían con las decisiones que había tomado la Cámara.

UN INICIO DE PLENO POLÉMICO

La sesión plenaria ha comenzado con la suspensión de la misma durante unos minutos y una reunión del presidente de las Cortes con los tres grupos después de que se haya suscitado polémica al inicio por la duración del pleno.

Todo ha comenzado cuando el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, ha tomado la palabra desde la bancada 'popular' para reprocharle a Fernández Vaquero que haya incumplido el acuerdo de la Junta de Portavoces de dividir el pleno en dos días, concentrando la sesión plenaria sólo en este jueves.

Cañizares ha señalado que el presidente de la Cámara no ha convocado a su grupo para trasladarle ese cambio de criterio, por lo que le ha acusado de incumplir este acuerdo de la Junta de Portavoces.

Tras la alocución del 'popular', Fernández Vaquero ha explicado que la razón para celebrar el pleno este jueves se debe a que varios diputados le comunicaron que suponía para ellos "problemas personales, profesionales y médicos" que la sesión de dividiera en dos días, causa por la que decidió trasladar todos los asuntos plenarios a este jueves.

Asimismo, ha explicado que es competencia del presidente de la Cámara -él mismo- decidir y estipular la duración de los plenos, añadiendo que esta decisión ya se la trasladó a Cañizares concretamente.

Tras estas palabras, el vicepresidente segundo de la Cámara, Vicente Tirado, ha interrumpido a Fernández Vaquero cuando intentaba dar inicio a la sesión plenaria, pidiéndole que sea el letrado el que le comunique si su decisión es correcta y apelando a la "democracia" de las Cortes.

Después de que Jesús Fernández Vaquero le haya advertido en varias ocasiones de que como siguiera interrumpiéndole le iba a llamar al orden, el presidente del Parlamento regional ha decidido suspender la sesión y citar a los tres portavoces parlamentarios a su despacho.

Consulta aquí más noticias de Toledo.