atropello masivo Toronto
 Oficiales de la policía de Toronto vigilan frente a un cuerpo cubierto después del atropello masivo en una de las calles del centro de la ciudad. WARREN TODA / EFE

Alek Minassian, de 25 años y conductor de la furgoneta que este lunes atropelló a una veintena de personas en una concurrida calle de Toronto dejando 10 muertos y 15 heridos, fue acusado este martes de diez cargos de asesinato en primer grado y otros trece cargos de intento de asesinato por la corte encargada de juzgar el caso.

Minassian, residente del suburbio de Richmond Hill en la ciudad canadiense y bajo custodia policial, hizo su primera aparición pública después del ataque en la audiencia de la Corte de Justicia de Ontario, a la que acudió vestido con un mono blanco y esposado, con la cabeza rapada y agachada, mirando al suelo. Sin mostrar emociones, escuchó los cargos que le impuso la corte y le prohibieron tener contacto alguno con las víctimas supervivientes.

Allí se esperaba que explicase qué sucedió y por qué motivo se subió con una furgoneta a la acera donde había decenas de peatones. Sin embargo, durante los diez minutos que duró la sesión permaneció de pie y en silencio, pronunciando únicamente su nombre al inicio de la misma. A la salida, un hombre que dijo ser familiar del acusado y que se sentó en primera fila dentro de la corte, lanzó un "lo siento" a los periodistas, según informa la BBC.

La próxima citación de Minassian será el 10 de mayo a las 10.00 hora local de Toronto (18.00 hora peninsular española).

Este proceso comenzó después de que el Primer Ministro, Justin Trudeau, intentara calmar los ánimos de los ciudadanos al afirmar que el ataque no tiene rasgos yihadistas y, por lo tanto, no se ha cambiado el nivel de amenaza terrorista en Canadá. Sin embargo, la motiviación aún no está clara y la Policía afirma que el acto fue deliberado.