Los agentes han investigado a estas personas después de que el 22 de marzo recibieran una denuncia por un hurto producido ese día en un supermercado de dicha localidad, sospechando los trabajadores que habían sido tres personas que se habían llevado productos de confitería y bebidas alcohólicas valoradas en 200 euros.

Posteriormente, los agentes, encargados de las pesquisas policiales, conocieron que se había producido otro hurto el mismo día en otro negocio de complementos y las personas respondían a la misma descripción física que realizaron el hurto en el supermercado, llevándose en esta ocasión ropa valorada en 820 euros.

Seguidamente los agentes recogieron las imágenes de los sistemas de video vigilancia, tanto de los negocios como del centro comercial, pudiendo identificar a dos de los presuntos autores de los hurtos y permitiendo la colaboración de los vigilantes de seguridad privada del mencionado centro, pudieron averiguar la identidad de la tercera persona, siendo todos finalmente localizados e investigados como presuntos autores de dos delitos de hurto el 13 de abril.

Por último, la Guardia Civil no ha podido recuperar los objetos sustraídos, si bien ha averiguado que la mayoría se han vendido en la vía pública, recordando que la compra de productos sustraídos, además de constituir un posible delito de receptación -penado con penas de prisión de 6 meses a dos años-, podría incentivar la comisión de este tipo de hechos delictivos.

En cuanto a los investigados han quedado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Maspalomas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.