Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados.
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados. EFE

El Euzkadi Buru Batzar del PNV ha decidido no presentar enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, si bien ha advertido de que "se equivoca quien quiera ver en esta decisión un cheque en blanco" al Gobierno español y al Partido Popular para superar el trámite presupuestario.

La Ejecutiva del PNV ha adoptado esta decisión en una reunión que ha mantenido en la tarde de este jueves en su sede de Sabin Etxea en Bilbao. Según ha explicado, ha decidido "conceder una oportunidad a la apertura de un nuevo tiempo de diálogo político en el Estado español y en Cataluña, así como a la restauración de un Govern legítimo".

De este modo, ha anunciado que no presentará una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Tras reiterar su "oposición frontal al artículo 155", ha señalado que, a su entender, "la decisión hoy adoptada es la mejor para propiciar su desactivación a la mayor brevedad posible".

El PNV ha advertido de que "se equivoca quien vea o quiera ver en esta decisión un cheque en blanco que el EBB extiende al Gobierno español y al Partido Popular para superar el trámite presupuestario".

"El acuerdo firmado el año pasado, que resultó tan beneficioso para Euskadi, en nada obliga a EAJ-PNV de cara a los Presupuestos Generales del Estado de 2018", ha concluido.

Contacto con independentistas

La formación que dirige Andoni Ortuzar ha explicado que el EBB ha tomado esta decisión después de que "diferentes representantes jeltzales hayan mantenido en los últimos días contactos con diversos actores políticos, incluidos dirigentes de las formaciones independentistas catalanas".

El PNV ha criticado que, hasta el momento, "la política ha brillado por su ausencia en la gestión de la crisis catalana, una crisis de Estado que también afecta a Euskadi, a los vascos y a las vascas". En este sentido, ha lamentado que "ese vacío ha sido ocupado por la judicialización de la política, con los nefastos resultados ya conocidos: representantes de la ciudadanía catalana en prisión o en el exilio, ausencia de Govern, instituciones intervenidas...".

Ante esa situación "de excepcionalidad", el EBB ha decidido "asumir un compromiso activo que facilite vías de entendimiento y proporcione el tiempo necesario para revertir esta situación".

Según ha precisado, "es esto lo que persigue este gesto del EBB a la hora de afrontar el primer trámite presupuestario, al que aún seguirán dos más: la votación de las enmiendas a la totalidad, el próximo jueves, y la votación en el Pleno del Congreso de los Diputados del dictamen de la Comisión, entre el 22 y el 24 de mayo"