Suazilandia
El rey Mswati III se presenta a las miles de chicas procedentes de todo el reino de Suazilandia para elegir esposa. ARCHIVO

El rey de Suazilandia, Mswati III, rebautizó este jueves, durante las celebraciones por su 50 cumpleaños, al pequeño país africano "reino de eSwatini", el nombre con el que lo conocen los Swazi, la etnia mayoritaria de la nación.

"El rey dice que de ahora en adelante el reino deja atrás su nombre colonial", informó hoy el director del diario local Swazi Observer, Mbongeni Mningo en Twitter.
Suazilandia, el nombre por el que se conoce a esta nación de menos de 200 kilómetros y última monarquía absoluta de África, es la traducción del inglés de eSwatini, que en la lengua local significa "el lugar de los Swati".

Por lo que no supone un gran cambio para el más de millón de swazis (el 90% de la población) que se referían a él como tal, y que ya veían ese nombre en sus pasaportes o en documentos oficiales. "Todo país cambia su nombre tras su independencia, y Suazilandia siguió llamándose así, hasta hoy", dijo Mningo.

Un cambio oficial de nombre supone una modificación de su Constitución, en vigor desde el 2006, y de toda entidad oficial que conserve la antigua denominación.

El país, que celebra este año el 50 aniversario de su independencia, es una de las pocas monarquías absolutas que sigue habiendo en el mundo, junto a Catar, Burnéi, Omán y Arabia Saudí, entre otros.

Conviene recordar que el ahora reino de eSwatini es uno de los países menos desarrollados de África; en torno a una de cada cinco personas está infectada por el virus del sida (según ONUSIDA en 2017) y la esperanza de vida es de 49 años (Banco Mundial, 2015), la tasa de paro ronda el 50 por ciento y seis de cada diez habitantes están debajo del umbral de la pobreza.