The Artis is Present, 2010 Marina Abramović
La artista serbia Marina Abramović en su perfomrance 'The Artist Is Present' (2010) MARCO ANELLI

La artista serbia Marina Abramovic ya tiene planteada su última performance: electrocutarse con un millón de voltios en 2020, momento en el que esta tendrá 73 años.

Según desvela el New York Times, la abuela de la performance llevará a la Royal Academy of Arts de Nueva York su última actuación, en la que se someterá a una descarga de energía enorme para crear un campo eléctrico que le permita apagar una vela con sus dedos.

Abramovic, famosa por sus performances y sus excentricidades dentro del mundo del arte, desafiará en esta ocasión los límites de la muerte, aunque no es la primera vez que pone su vida en peligro en nombre del arte.

Ya en 1974 hizo una performance en la que se rodeaba de objetos, entre los que se encontraban distintas armas, que los espectadores podían usar como quisieran contra la artista, quien no podía resistirse. Algunos miembros del público cortaron su ropa con un cuchillo y uno de los visitantes terminó por apuntarla con una pistola.

Una de las actuaciones más recordadas fue la que la serbia protagonizó en el MoMA de Nueva York en 2010, donde se reencontró con su expareja, el artista alemán Ulay, tras 23 años sin verse.