Wilbur Ross
El secretario de Comercio de EE UU, Wilbur Ross, durante un acto en el marco de la VIII Cumbre de las Américas, en Lima (Perú). ERNESTO ARIAS / EFE

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo este jueves que su Gobierno está evaluando la posibilidad de regresar al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) porque cree en el libre comercio, pero subrayó que cualquier reintegración en el pacto debe ser "bajo las circunstancias adecuadas".

En un encuentro en Lima con un reducido grupo de medios, Ross confirmó que el presidente de EE UU, Donald Trump, ha pedido a su equipo económico y comercial que evalúe un posible regreso de Estados Unidos al acuerdo comercial que reúne a once naciones con salida al Pacífico.

"Estamos tratando de evaluarlo todo, porque sí creemos en el libre comercio. El problema es que el libre comercio es un poco como el unicornio en el jardín: es algo muy deseable, pero no hay grandes suministros de ello", afirmó Ross.

"El presidente ha dejado claro durante mucho tiempo, y dejó extremadamente claro en Davos [Suiza, en enero] que bajo las circunstancias adecuadas, consideraría entrar en el TPP", añadió. Así, el secretario de Comercio opinó que lo planteado este mismo jueves por Trump "no es una idea completamente nueva", sino "una continuación de las declaraciones que ha hecho antes el presidente".

Sin embargo, la Casa Blanca afirmó que Trump ha pedido a Robert Lighthizer, su responsable de Comercio Exterior, y a Larry Kudlow, su principal asesor económico, que "analicen de nuevo si se puede negociar un acuerdo mejor" para integrarse en el TPP.

Ross no aclaró si la reintegración se produciría mediante una renegociación, algo complejo porque los otros once países que negociaron el TPP con el Gobierno de Barack Obama ya han rubricado su propio pacto, el llamado Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11).

La disputa con Pekín, de fondo

Se espera que ese pacto entre a vigor a finales de este año, y está firmado por Brunei, Australia, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Pero el secretario de Comercio dejó claro que la retirada de EE UU del TPP original era inevitable, porque tanto Trump como su rival demócrata en las elecciones de 2016, Hillary Clinton, habían declarado su oposición al pacto y "no había voluntad política en el Congreso de EE.UU." para ratificarlo. "Nunca habría salido adelante en ese ambiente", dijo Ross.

Los rumores sobre el TPP llegan en un momento en el que Estados Unidos está en plena disputa comercial con China, y Ross ha viajado a Lima para transmitir el mensaje de que Washington es un mejor aliado económico para la región que Pekín.

Obama negoció el TPP precisamente con el objetivo de combatir la creciente influencia económica y comercial de China en el Pacífico.