Desde el Ayuntamiento han recordado a través de un comunicado que el 24 de noviembre de 2017 se adjudicó el contrato de servicios denominado "Seguridad en el Jardín Botánico-Histórico La Concepción" a la empresa Sinergias de Vigilancia y Seguridad, SA, teniendo lugar su formalización el 4 de enero de 2018.

Así, han precisado que el inicio efectivo del servicio tuvo lugar el 1 de febrero de 2018, constatándose "desde el primer día numerosos incumplimientos" en la prestación del servicio por parte de la empresa de seguridad adjudicataria "dando lugar a la remisión de diversos correos electrónicos desde el Servicio de Parques y Jardines solicitando la subsanación de los mismos".

Por ello, "ante la falta de respuesta" por parte de esta empresa el 7 de marzo de 2018, como trámite previo a la incoación del expediente administrativo de resolución del contrato de servicio de seguridad, remitieron a Sinergias de Vigilancia y Seguridad, SA, un oficio de requerimiento de subsanación de las deficiencias detectadas, otorgándoles un plazo de diez días hábiles a contar desde el siguiente al de la recepción de la notificación.

En concreto, se demandaba a la empresa, tal y como quedaba explicitado en el contrato de adjudicación la "prestación del servicio de vigilancia nocturno con armas, ya que se seguía prestándose sin armas, aun contando con la correspondiente autorización administrativa para la prestación del servicio armado en el Jardín Botánico-Histórico La Concepción; así como vehículo eléctrico cubierto para los desplazamientos en el interior del recinto en cualquier época del año, dado que la empresa adjudicataria puso a disposición del servicio de seguridad un vehículo de combustible, a partir del día 15 de febrero.

También se explicitaba el sistema de 'picada' que garantice fehacientemente la realización de rondas por parte del vigilante de seguridad durante cada uno de los servicios y la conexión del sistema de alarmas al Centro de Recepción de Alarmas.

Por otro lado, desde el Ayuntamiento han añadido en el comunicado que tras este requerimiento la empresa de seguridad sustituye el vehículo de gasolina adscrito al servicio por un vehículo eléctrico cubierto para los desplazamientos de los vigilantes de seguridad e instalan el sistema de picadas, quedando sin solventar las otras deficiencias detectadas.

Posteriormente, el 14 de marzo tiene lugar una reunión entre responsables de la Unidad territorial de seguridad privada de Málaga de la Policía Nacional y el director Técnico de Parques y Jardines, en la que se informa al Ayuntamiento "de las deficiencias detectadas" en el servicio de seguridad prestado por Sinergias de Vigilancia y Seguridad, S.A. "tal como reflejan las dos actas de inspección levantadas por agentes de la citada Unidad de fecha 1 de febrero y 2 de marzo de 2018".

Asimismo, continúan, "se pone en conocimiento de la Policía Nacional del requerimiento de subsanación remitido a la citada empresa, como trámite previo a la incoación del correspondiente expediente administrativo de resolución del contrato de seguridad".

De igual modo, han resaltado que "se han mantenido conversaciones con

representantes del Sindicato de Vigilantes de Seguridad Marea Negra para informarles de las actuaciones realizadas por el Servicio de Parques y Jardines en relación a los incumplimientos de la empresa de seguridad".

Por todo ello, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, ha considerado que "se ha actuado con la mayor celeridad posible tras conocer los hechos y que en ningún momento se ha producido una situación de riesgo ni para el Jardín Botánico-Histórico "La Concepción" ni para sus instalaciones ya que los guardas han estado en contacto permanente con la Policía Local".

Consulta aquí más noticias de Málaga.