Vivienda en alquiler
El cartel de una vivienda nueva que se alquila. EFE/ARCHIVO

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado este jueves en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley para regular los alquileres abusivos, un tema que preocupa especialmente a las administraciones locales de las principales ciudades españolas.

Representantes de urbanismo de Madrid, Barcelona, Valencia, Córdoba, Cádiz, Zaragoza y Santiago de Compostela han participado, junto a miembros del grupo parlamentario como Irene Montero, Rafa Mayoral o Pilar Garrido,  en el registro de la proposición, con la que se pretenden parar los "incrementos abusivos" que han sufrido las ciudades españolas en los últimos meses.

"Todos conocemos a personas que no saben si van a poder seguir en sus casas cuando se les acabe el contrato de alquiler porque el nuevo subirá 200 o 300 euros", aseguró en rueda de prensa Montero. "Es importante que hagamos medidas desde la administración para garantizar que no pueden existir en España alquileres abusivos porque la vivienda es un derecho fundamental".

"En Madrid, este proceso de burbuja está alcanzando unas dimensiones muy preocupantes", ha asegurado José Manuel Calvo, edil de urbanismo de la capital. "Es necesario establecer límites que no tengan que ver con lógicas de mercado si no con las características de la vivinda. Entendemos la vivienda como derecho, no como mercancía".

Entre las causas de esta burbuja del alquiler, el grupo parlamentario culpa también a "nuevos actores", en palabras de Rafa Mayoral, refiriéndose a plataformas turísticas como Airbnb, "que han aterrizado en nuestro país para plantear un modelo económico que genera esta especulación". Mayoral ha instado al Gobierno a que "asegure la vivienda para personas con bajos ingresos", tal y como indicó el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas en su último informe, publicado hace solo unos días.

Contratos más largos y límites

Como ha explicado la portavoz de En Comú Podem Lucía Martín, las medidas principales de la proposición tienen por objetivo revertir la última reforma de la vivienda que aprobó el Partido Popular en 2013. "Queremos volver a los contratos de alquiler de 5 años, que el PP acortó a 3". Martín ha destacado que en Berlín, la media de duración de un contrato de alquiler es de 18 años.

Además han propuesto que, en el caso de que los arrendatarios sean personas jurídicas como empresas o fondos de inversión, se pueda prorrogar el contrato otros 5 años si el alquilado ha cumplido con las partes del mismo.

El texto también propone que los municipios, "en coordinación con sus Comunidades Autónomas" puedan declarar áreas urbanas de mercado de vivienda tensionado (AUMVT) en las que, temporalmente y como medida excepcional, pueda implementarse una regulación de precios para evitar estas subidas abusivas.

"Estamos 100 años atrás con respecto a los demás países en políticas de vivienda", ha asegurado la portavoz. "Esta proposición no es una solución mágica pero es imprescindible si queremos evitar que la especulación arrase con la vivienda en alquiler".

Este documento sigue la línea de la ley de vivienda que impulsó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en la que se incluían medidas de regulación de alquileres. El pasado 20 de marzo, Partido Popular y Ciudadanos aprobaron el veto del Gobierno a la ley.

Según la plataforma de alquiler y venta de vivienda Fotocasa, el precio del alquiler se ha incrementado un 49% en Cataluña y un 27% en Madrid en los últimos cuatro años.