Azafrán
Azafrán EUROPA PRESS/CRDOP AZAFRÁN - Archivo

La producción de azafrán en Castilla-La Mancha ha cerrado el año 2017 con un total de 515 kilogramos, algo que, en comparación con campañas anteriores, donde se llegaron a alcanzar los 600 o 700 kilogramos, supone una "bajada importante".

Así lo ha asegurado el presidente de la Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha, Leandro Sanz, que en una entrevista con Europa Press ha instado a las administraciones fomentar este cultivo, que "ha estado a punto de desaparecer y pierde agricultores".

En cuanto a las exportaciones Sanz ha dicho que aunque esto sea "algo privado de las empresas", es Estados Unidos donde va "prácticamente la mayoría" del azafrán de La Mancha, algo que "se mantiene bastante estable" a pesar de que "en los últimos años se produce más".

La Denominación de Origen Protegido Azafrán de La Mancha cuenta en la actualidad con cerca de 250 productores en activo, a pesar de que "hay apuntados 400 socios", esta diferencia se produce, a juicio del presidente en que "hay mucha gente que tiene producciones mínimas o han dejado los cultivos".

ZONAS DE PRODUCCIÓN

El azafrán de Castilla-La Mancha se produce actualmente en la provincia de Albacete, la más productora, en las comarcas de Almansa, Centro, Hellín, La Mancha, La Manchuela, Sierra de Alcázar, Sierra de Segura y Campo de Montiel.

En Ciudad Real, destacan las comarcas de Campo de Calatrava, Campo de Montiel, La Mancha y Montes del Norte. En el caso de Toledo, las comarcas productoras son La Mancha y Montes de Toledo.

Cuenca tiene también productores de azafrán en las comarcas de Alcarria, La Manchuela, La Mancha Alta, La Mancha Baja, Serranía Alta y Serranía Media.

DE 6 A 16 ENVASADORES

En cuanto a envasadores, Leandro Sanz, ha dicho que en Castilla-La Mancha se cuenta con un total de 16 envasadores, a lo que ha añadido que "está a punto de entrar uno más". El presidente ha afirmado que "en poquitos años", han pasado de "6 a 16 envasadores".

Para formar parte de la Denominación de Origen es necesario tener un campo donde producir el azafrán y que éste esté dentro de Castilla-La Mancha. Además al entrar, los productores tienen que apuntarse a una certificadora que controla la calidad para que todo se haga correctamente.

Leandro Sanz ha aseverado que cuando se analiza el azafrán de La Mancha "se está viendo que tiene un poder colorante mucho mayor que los demás, ya que la concentración de productos y aromas que tiene es mayor", por lo que "el colorante aguanta mucho más".

"El azafrán de La Mancha tiene mucho más color que el iraní, los colorantes no son los mismos, por lo que unos se degradan y los otros no", ha destacado el presidente.

FALTA DE BUEN USO DE LA ESPECIA

Dicho esto,

y tras lamentar "la falta" de un buen uso del azafrán, Sanz ha incidido en la necesidad de "educar más al consumidor", ya que, a su juicio, "se ha perdido la cultura de su uso". El presidente no entiende que "hace años cuando costaba tanto y no se tenía casi dinero para comer, la gente invertía tanto dinero en una especia como el azafrán".

"Sacándolo de la paella o de algún guiso, prácticamente no se usa en mucho más", ha aseverado Sanz, al tiempo que ha añadido que lo ideal a la hora de usarlo es molerlo, "hacerlo en una infusión en la que se mata la hoja en agua caliente o triturarlo para que se pueda dispersar", ya que "es un error" usar la hebra entera directamente al cocinar. "Así, no se pueden extraer todas las propiedades que tiene", ha explicado.

El presidente ha afirmado que este año tienen dos cuestiones, una de ellas es que el azafrán se venda con Denominación de Origen, donde podrían intervenir directamente en caso de que haya denuncias, algo que se ha producido en alguna ocasión "al falsificar el logotipo".

Y por otro lado ha dicho que cuando se vende azafrán de fuera se intenta pasar por español, normalmente "utilizan alguna argucia como poner que está envasado en España", algo que "no llega a ser fraude", pero "al ser ambiguo, juegan con eso". Sanz ha lamentado que esto "no es competencia de la Denominación de Origen".

CERTIFICADO DE CALIDAD

En cuanto a las medidas para proteger el azafrán de La Mancha, la Denominación de Origen cuenta con una certificadora que asegura la calidad del producto, ya que "mirando el bote podemos saber hasta de que campo es la especia". Además se producen "muchos controles y se hacen etiquetas difícilmente falsificables".

El presidente ha lamentado que este "es un sector muy pequeño, donde cada vez hay más competencia" y a pesar de esto "la Administración no ayuda en nada legal", por eso ha demandado a las instituciones más ayuda, ya que "el dinero que viene del azafrán no se va fuera, sino que se queda en Castilla-La Mancha".

Esto es algo que, a su juicio, "hay que fomentarlo", ya que es un sector que "ha estado a punto de desaparecer" y se están "casi perdiendo agricultores".

SIN EMBAJADORES

De otro lado ha destacado que el azafrán cuenta con "algún cocinero que ayuda a la difusión", pero actualmente no cuentan con ningún embajador, ya que "todo se resume en un coste económico que no se puede permitir la Denominación de Origen".

En este sentido ha dicho que son las envasadoras que comercializan el producto las que "obtienen el beneficio", es por eso que deberían ser ellas las que "hagan más promoción y busquen a una persona que sea embajadora del mismo".

Consulta aquí más noticias de Toledo.