Montpellier.
Policía en Montpellier. EFE

Una docena de universidades están este jueves total o parcialmente bloqueadas en una acción de protesta por la agresión contra un grupo de estudiantes en Montpellier sur, cuya responsabilidad se atribuye al decano de la facultad de Derecho y a un profesor.

La ministra de la Educación Superior, Frédérique Vidal, anunció este jueves la suspensión en sus funciones de estas dos personas, que se encuentran arrestadas desde el pasado miércoles por los actos de violencia en la noche del jueves al viernes de la semana pasada contra unos estudiantes que estaban en huelga.

"La suspensión de un profesor de universidad no es algo que se produzca todos los días pero era necesaria en este caso a la vista de los hechos", señaló Vidal, que añadió que su voluntad es que "se aclare todo", que "se establezcan todas las responsabilidades" y que "se puedan tomar todas las sanciones".

El decano, Philippe Pétel, y un profesor de la facultad están acusados de organizar un comando de encapuchados que desalojaron a golpes a los estudiantes que ocupaban un anfiteatro de la facultad en protesta por una ley promovida por Vidal sobre las condiciones de acceso a la universidad.

Esos hechos dieron lugar a una investigación judicial y otra administrativa, ya que algunos de los jóvenes agredidos dijeron haber identificado entre los encapuchados a profesores.

La ministra dijo entender "la conmoción" que se ha generado porque "las universidades son espacios en los que hay que aprender a debatir con argumentos y no con violencia".

También hizo un llamamiento "a la calma" en dirección de los estudiantes que han organizado los bloqueos y dijo que tienen que poder asistir a clase los estudiantes que así lo deseen.