Casi 40 ºC y el autobús sin aire acondicionado

Miles de usuarios de este servicio público padecen cada día este problema. 20 minutos lo comprobó ayer en primera persona
Dos mujeres suplen con el aire de sus abanicos la ausencia de aire acondicionado en el autobús.
Dos mujeres suplen con el aire de sus abanicos la ausencia de aire acondicionado en el autobús.
C. Rangel
Son las 11 de la mañana y el termómetro ya marca 37 grados. A la sombra de un árbol de la avenida Doña Francisquita rezo por que el autobús no tarde. Ya me veo fresquito en su interior los 40 minutos de aire acondicionado que me proporciona el viaje hasta mi lugar de trabajo.

Mi gozo en un pozo. Junto al picabonobuses, el autobús número 419, de la línea 24, muestra un cartel de «no funciona el aire acondicionado. El conductor ya ha reclamado, hágalo también usted llamando al 902 459 954». Al rato ya no puedo más de calor. En la avenida de Andalucía decido bajarme y coger otro. Esta vez me toca el número 339, de la línea 27. ¡En éste tampoco funciona el aire!, pero esta vez nadie ha colocado ningún cartel. No importa, cuando llego a la Encarnación, voy al punto de información de Tussam y presento una reclamación.

Quizá no sirva de nada, pero, al menos, quedará constancia de mi queja, por lo que sin ninguna duda ha sido un servicio deficiente.

¿120 vehículos estropeados?

Los sindicatos dicen que, del total de la flota, unos 400 autobuses, casi 120 tienen estropeado el aire acondicionado y que los trabajadores no pueden negarse a circular en ellos, salvo que presenten una baja por enfermedad. Tussam, por su parte, dice que la flota es de 373 y que las 120 órdenes de trabajo son de averías de todo tipo, no sólo del aire acondicionado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento