El grupo municipal del PSE-EE en el Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia) ha alertado de la presencia de la oruga procesionaria en zona de paseo y parques del municipio, y ha pedido a la alcaldesa, Amaia del Campo, medidas para evitar la proliferación de esta larva, e información en las zonas afectadas.

Según ha explicado la edil del PSE-EE Alba Delgado, los vecinos ha alertado a su grupo de la aparición de la oruga procesionaria en parques y zonas de paseo en barrios como Cruces, Gorostiza, Arteagabeitia, El Regato, Burtzeña o San Vicente. En este último caso, ha advertido, "la cercanía de la oruga respecto al colegio Mukusuluba ha generado la alarma entre los padres y madres".

Delgado ha señalado que la oruga procesionaria "supone un riesgo para la salud de los niños y las mascotas". "Al parecer, ya se han registrado casos de perros que han tenido que ser atendidos por entrar en contacto con esta larva", ha advertido.

Por ello, los socialistas han solicitado este lunes, por escrito, a la alcaldesa, Amaia del Campo, que "tome alguna iniciativa para evitar la proliferación de esta larva", y, al mismo tiempo, "informe a la población de su presencia en los lugares afectados". En otros municipios del entorno, como Santurtzi, "ya se han tomado las medidas de ese tipo", ha asegurado.

ENSEÑAR A LOS NIÑOS

Además del "peligro" que supone la oruga procesionaria, Delgado ha considerado que su presencia "puede servir para enseñar a los niños a respetar y conocer el medio natural". "Se podía hacer algo tan sencillo como colocar unos carteles en las calles y enviar una carta a los colegios invitándoles a que expliquen a los escolares cuál es el ciclo biológico de la procesionaria, que pasa varias fases hasta convertirse en mariposa", ha propuesto.

Según ha destacado, "los bolsones donde se instalan las orugas son muy visibles por su color blanco y porque pueden alcanzar dimensiones de alrededor de 20 centímetros", y "también resulta muy llamativo para los menores y animales que las orugas estén ligadas unas a otras, en forma de procesión. De ahí su nombre".

Sin embargo, ha advertido de que "entrar en contacto con las orugas es muy peligroso, según los expertos", ya que "la inhalación de los finos pelos de la oruga, donde oculta su veneno, puede producir desde urticarias hasta reacciones alérgicas". Asimismo, ha indicado que la ingesta de las orugas, "algo que en ocasiones realizan las mascotas", puede "resultar letal".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.