Maná
El grupo Maná en un momento de su actuación en Madrid en el concierto de Cadena Dial (2013) GTRES

La banda mexicana Maná será el cabeza de cartel de la XIII edición de Músicos en la Naturaleza que se celebrará el 21 de julio en Hoyos del Espino (Ávila) y que también contará con Coque Malla y el regreso a los escenarios de la mítica banda de rock Tequila.

Maná presentará en la Sierra de Gredos su gira Latino Power Tour, calificada por la revista Billboard como "uno de los espectáculos para no perderse esta temporada" y en la que combinará los temas de su último álbum Cama Encendida con los mayores éxitos de una trayectoria que les ha llevado a lograr cuatro premios Grammy, ocho Grammy latinos y cinco premios MTV.

Además de sus reconocimientos, por los que cuentan con una estrella propia en el paseo de la fama de Hollywood, la vinculación de Maná con la ecología y la defensa de la protección natural ha determinado su elección para encabezar el cartel de un festival que promueve los mismos valores, según sus organizadores.

Junto a los mexicanos tocará, por segunda vez en el festival, el madrileño Coque Malla para presentar su último disco y gira Irrepetible.

Además, la mítica banda de rock Tequila, que se disolvió en 2008, volverá a subirse a los escenarios tras la iniciativa puesta en marcha por los fundadores del grupo Ariel Rot y Alejo Stivel para recuperar los temas más emblemáticos del grupo junto a sus seguidores.

Turismo de naturaleza y sostenible

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha declarado durante la presentación del cartel que se espera una asistencia de más de 10.000 personas y ha valorado la inyección económica que supone el festival, cuyo cálculo "aproximado" es de 1,5 millones de euros.

El consejero ha destacado además, que según las encuestas que se realizan tras el festival, el 95% de los asistentes regresa al menos una vez en posteriores ediciones y muchos de ellos acuden a la sierra de Gredos en otros momentos del año.

"Está demostrado que este evento es una forma de convertir el enclave montañoso en un lugar de referencia para el turismo de naturaleza y sostenible", ha explicado Quiñones.

Tras la venta de las primeras mil localidades, que ya están disponibles por cincuenta euros y se pueden adquirir en esta web, el precio ascenderá a un coste definitivo de 60 euros.