Transexualidad.
Transexualidad. EFE

Un joven de 32 años de edad ha aceptado una condena de seis meses de cárcel y 860 euros de multa e indemnización por insultar durante años a una transexual en Barcelona, hasta el punto de que llegó a exigir que la despidieran del bar en el que trabaja la víctima.

En la sentencia, el juzgado de lo penal número 20 de Barcelona impone al acusado, en virtud del acuerdo de conformidad que alcanzó con la Fiscalía, una pena de seis meses de cárcel por un delito de lesiones de la dignidad, si bien la pena de prisión queda en suspenso durante dos años, condicionado a que no vuelva a delinquir.

Además, el juez también ha impuesto al acusado una multa de 360 euros y le ha ordenado indemnizar con 500 a la víctima.

Según la sentencia, el condenado insultó de forma frecuente, al menos desde 2011, a una transexual que se encontraba por el barrio de Barcelona en el que ambos trabajaban.

De hecho, el acusado, que regenta un estanco, le tiró en ocasiones despectivamente el tabaco o las monedas del cambio a la víctima, cuando acudía a comprar a su establecimiento, o incluso escupía al suelo a su pase por la calle por delante del local en el que trabaja.

El acusado también se dirigió el 3 de octubre a la terraza del bar de la Rambla de Brasil de Barcelona en la que trabaja la víctima para insultarla y exigir al dueño que la despidiera.

El juez también ha impuesto al acusado una condena de dos años de inhabilitación para trabajar en centros educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre y una prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros o de comunicarse con ella por cualquier medio durante un año.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.