Así lo relataron los Bomberos de Boiro después de acudir a la vivienda tras ser alertados por el personal del 112 Galicia. Pasados diez minutos de las 21,30 horas del domingo, uno de los afectados indicó al servicio de emergencias que en su vivienda, situada en el lugar de la parroquia Boirense de Runs, había un fuerte olor a gas y todos se sentían con mareos y dolores de cabeza.

A partir de ese momento el Centro Integrado de Atención ás

Emerxencias 112 Galicia puso los hechos en conocimiento del personal sanitario y de los Bomberos de Boiro. Asimismo se informó de la situación a la Policía Local, a los efectivos de Protección Civil y al personal de la empresa suministradora del gas.

Al llegar al domicilio y después de hacer las correspondientes mediciones, los miembros del parque comarcal de bomberos ventilaron la vivienda y confirmaron al 112 Galicia que los afectados no parecían revestir gravedad, pero fueron trasladados al centro de salud de la localidad por personal sanitario.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.