Catedral de Cuenca
Derribo de la simbología franquista en la fachada de la Catedral de Cuenca, en cumplimiento de una sentencia judicial de 2017, dictada por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca. EFE

La Catedral de Cuenca ya no luce en su fachada lateral, junto a la puerta del Palacio Episcopal, la inscripción de José Antonio Primo de Rivera y los tres casetones con escudos de la Falange que el Obispado ha retirado esta semana, tras la sentencia de un juzgado que en septiembre ordenó retirar estos símbolos.

En apenas dos días se ha retirado la simbología y se ha dejado la cruz que la acompañaba, ya que el juzgado entendía en su sentencia que "la cruz, por cuanto desprovista de esas menciones, es un símbolo cristiano perfectamente incardinado en la fachada de la Catedral".

El presidente de la asociación conquense Ciudadanos por la República, Rafael Priego, ha asegurado que se "congratulan" de que se haya cumplido la ley y de que, a partir de ahora, Cuenca sea "más limpia, bonita, y democrática ".

Priego ha manifestado también que los símbolos de exaltación de la dictadura franquista son "una humillación a las víctimas y una agresión a todos los demócratas", por lo que espera que se sigan retirando de todos los ámbitos.

También ha indicado que es especialmente grave el caso de Reíllo (Cuenca), que en 2014 decidió volver a bautizar una calle con el nombre de "Generalísimo".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.