Ana Julia Quezada
Un furgón de la Guardia Civil traslada a Ana Julia Quezada a la cárcel almeriense de Acebuche. EFE

La defensa de Ana Julia Quezada, la mujer acusada de asesinato, detención ilegal y contra la integridad moral por el crimen del niño Gabriel Cruz en Níjar (Almería) ha apuntado que este viernes se ha desplazado a la prisión provincial de El Acebuche donde, entre otros asuntos, se ha interesado por su defendida, que ingresó este jueves y a la que no ha llegado a visitar, según ha explicado, al llegar casi fuera del horario establecido para ello.

No obstante, el abogado,  Esteban Hernández Thiel, ha indicado que su patrocinada se encuentra "aislada" en una celda dentro del módulo de mujeres de la prisión, de modo que según marca el protocolo, cuenta con la compañía de una 'presa sombra' como medida de protección. En esta línea, ha destacado la "profesionalidad" de los funcionarios de prisiones a la hora de establecer medidas de seguridad y, "dentro de lo que cabe, para su bienestar".

Por otro lado, el abogado de Ana Julia Quezada ha recordado que su figura como defensor de la investigada forma parte del sistema para tener un "juicio justo" dentro de una sociedad moderna que "trata de impartir justicia y no venganza" para lo que es "imprescindible" que se desarrolle un juicio contradictorio en el que "además de la acusación hay una defensa" que pueda ser designada por el acusado o atribuida por ley a través del turno de oficio, tal y como ha sido este caso.

Esteban Hernández Thiel confía en que el secreto sumarial que pesa sobre las actuaciones dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería se alce en cuestión de días y se tenga pleno acceso a las diligencias efectuadas en el marco de la investigación.

Así lo ha explicado el representante legal de la autora confesa, quien en base a su experiencia por otros casos y ante la "naturaleza del asunto", dadas las cuestiones que han trascendido del caso tanto a través de la versión oficial de los investigadores como a través de los medios de comunicación, el magistrado Rafael Soriano podría optar por levantar el secreto en un plazo "prudencial", aunque en todo caso, ha recordado que es a él a quien corresponde la facultad legal de prorrogarlo.

En este sentido, y ante determinados aspectos que han trascendido sobre las pesquisas como las grabaciones ambientales efectuadas en el marco de la investigación, Hernández Thiel ha expresado su convencimiento de que las pruebas que figuren en autos estarán practicadas "con todas las garantías". "Conociendo la minuciosidad con la que trabaja el juez, estarán hechas a la perfección", ha señalado a la espera de poder acceder al sumario.

Consulta aquí más noticias de Almería.