Boris Johnson
El ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson. EFE/ Neil Hall

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha manifestado este viernes que es "abrumadoramente probable" que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenara directamente un ataque químico en suelo británico contra el exespía ruso Sergei Skripal.

Skripal está convaleciente en el hospital tras ser expuesto, según la investigación, a un agente nervioso. "No tenemos nada en contra de los propios rusos. No debe haber rusofobia como resultado de lo que está sucediendo", ha declarado Johnson en comentarios durante una visita a un museo en Londre recogidos por la cadena británica BBC.

"Nuestra disputa es con el Kremlin de Putin, y con su decisión, y creemos que es abrumadoramente probable que fue su decisión: dirigir el uso de un agente nervioso en las calles de Reino Unido, en las calles de Europa, por primera vez desde la segunda Guerra Mundial". Rusia, por su parte, ha negado cualquier participación en el envenenamiento de Skripal.    

El ministro tory "dio las gracias" también a los aliados británicos por el apoyo al Ejecutivo británico en esta crisis y se confesó "impresionado, abrumado, por la solidaridad mostrada por todos los países del mundo". En concreto, se refirió al comunicado difundido por los principales aliados de Londres, Estados Unidos, Francia y Alemania, que acusan a Rusia de ser responsable del ataque.