Puente y Blázquez presentan la Semana Santa de Valladolid.15-03-18
Puente y Blázquez presentan la Semana Santa de Valladolid.15-03-18 EUROPA PRESS

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha defendido este viernes, en la presentación de la Semana Santa de la ciudad en Madrid, que la aconfesionalidad no debe implicar que la sociedad y la política estén "de espaldas a la religión", ya que considera que "muchas veces tienen objetivos compartidos".

El regidor vallisoletano ha intervenido este viernes en el Nueva Economía Fórum en Madrid, junto con el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, y el presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa, Felipe Esteban; donde han ensalzado la Pasión de la capital vallisoletana como el "gran acontecimiento que sucede cada año".

El alcalde socialista ha reflexionado sobre si la Semana Santa es exclusiva o no de los creyentes y ha recalcado que tiene "elementos importantes" de la Historia de la humanidad que hacen que los agnósticos pueden ver reflejados en la Pasión valores que van más allá de lo religioso.

Por ello, Puente ha defendido que la aconfesionalidad del Estado "nada tiene que ver con que la sociedad y la Iglesia estén de espaldas" y ha aseverado que la religión y la política "muchas veces tienen objetivos comunes y compartidos". "Soy civil, pero el papel de las autoridades no consiste en estar de espaldas a la religión", ha añadido el alcalde, quien ha apuntado que la Semana Santa es un acontecimiento en torno a Cristo, "Dios de los creyentes", pero él se considera "el alcalde de todos", por lo que ha intentado participar en "todos los acontecimientos que tienen este carácter".

Igualmente, ha incidido en que esa aconfesionalidad "no es incompatible con la comunicación y la colaboración" y ha interpretado que su partido "está en esa línea, en general", aunque ha reconocido que no todos los comparten.

En este sentido, ha subrayado la "magnífica colaboración y relación" entre el Consistorio, gobernado por el PSOE y la plataforma de izquierdas Valladolid Toma la Palabra, y otras administraciones públicas con la Iglesia, lo que se muestra en acciones como la organización de la propia Semana Santa, la participación en proyectos sociales como el Plan de Intervención en el barrio de Las Delicias o la cesión de la parcela de los Padres Paúles para la celebración de la concentración motera Pingüinos.

Por su parte, el cardenal arzobispo y presidente de la Conferencia Episcopal Española ha definido al Estado aconfesional como "una posibilidad de libertad" para que "todos, creyentes, menos creyentes, de unas u otras religiones" puedan tener un marco adecuado de relaciones. Y así ocurre, en su opinión, con las instituciones.

"Como Iglesia, queremos ser una confesión cristiana intelectualmente habitable", ha definido Blázquez, quien ha insistido en que pretenden "estar al día", ser "socialmente solidarios" y, en medio de la Historia, poder alimentar las condiciones y el desarrollo de la vida de los cristiano. Para ello, ha advertido, necesitan la colaboración institucional, pero ha concluido con la opinión de que se considera "muy a gusto" en su relación actual con el Ayuntamiento de Valladolid, gobernado por partidos políticos de izquierdas.

VALLADOLID, "UNA DE LAS GRANDES DESCONOCIDAS"

Con todo ello, Óscar Puente ha invitado a los turistas a que acudan a Valladolid, que ha aseverado que es "una de las grandes desconocidas" de España, al tiempo que ha recordado que es la ciudad "que más crece en turismo, porcentualmente y en términos absolutos". Unos resultados que ha atribuido al trabajo "importante" de su equipo, pero también a anteriores gobiernos que "han llenado el calendario de eventos que atraen a gente a la ciudad.

En definitiva, ha recalcado que la de 2018 va a ser, a su juicio, una "Semana Santa muy especial" y además ha apuntado que, por las fechas de este año, el turismo cultural, por encima del de playa, "será el principal protagonista".

"MOMENTO DE RECOGIMIENTO DE TODA UNA CIUDAD"

En este sentido, el regidor ha destacado en su discurso elementos de la Pasión vallisoletana como el silencio, "una de las señas de identidad fundamentales" y sobre todo la "sobriedad", pues la Semana Santa "se vive hacia dentro" y supone un "momento de recogimiento de toda una ciudad en torno al hecho religioso".

En tercer lugar ha ensalzado el hecho de que las procesiones "convierten la calle en un museo al aire libre", como apuntó el escritor Francisco de Cossío, pues la Semana Santa se plantea como un "espectáculo único en el mundo por cantidad y calidad" de imágenes que reflejan el "relevante papel" que la ciudad tuvo en la Escuela escultórica castellana.

Dentro de esas muestras, ha destacado especialmente tres: el Cristo Atado a la Columna y la Piedad de Gregorio Fernández, y la Virgen de las Angustias, de Juan de Juni. Asimismo, se ha quedado con las procesiones nocturnas como "momentos más especiales".

Además, el primer edil ha vivido un momento de especial emoción cuando ha hablado de su padre, nacido en Sarria (Lugo) al igual que Fernández, y que fue el fundador de la Banda de Gaitas de la Cofradía de la Piedad, a la que el alcalde pertenece.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.