Un trabajador frente al ordenador
Un trabajador frente al ordenador MINISTERIO DE EMPLEO - Archivo

Se trata, junto a Castilla y León, del octavo mayor incremento del coste laboral medio del país que lideraron Navarra y Galicia, con un 3,6 por ciento más en cada caso.

No obstante, La Rioja se sitúa tres décimas por debajo del incremento del coste laboral medio del país que creció un 0,7 por ciento hasta los 2.668,84 euros en el cuarto trimestre de 2017, el más pronunciado desde el cuarto trimestre de 2015 -el coste laboral encadena dos trimestres consecutivos en positivo en España después de haber avanzado un 0,4 por ciento en el tercer trimestre del año pasado-.

El coste laboral en País Vasco y Comunidad de Madrid supera en más de 400 euros la media nacional mientras que en Extremadura y Canarias dicho coste es inferior a la media en la misma cantidad. En el caso concreto de Castilla y León la diferencia es de 248,7 euros.

El coste laboral se compone del coste salarial y de los otros costes. En el cuarto trimestre del año pasado, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) de Castilla y León cayó un 0,3 por ciento respecto al cuarto trimestre de 2016 hasta situarse en una media de 1.817,24 euros por trabajador y mes, frente a un aumento del 0,5 por ciento en España (2.020,1 euros).

Es el segundo menor descenso del país de un dato que cayó en siete autonomías con incrementos en el resto.

Los otros costes (costes no salariales) alcanzaron en el último cuarto de 2017 los 602,90 euros en Castilla y León con un alza interanual del 2,4 por ciento, por encima en este caso de la media nacional (1,5 por ciento hasta los 648,70 euros). El componente más importante de los otros costes son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que totalizaron 596,04 euros en España, un 1,2 por ciento más

que en el cuarto trimestre de 2016.

El segundo elemento importante de los otros costes son las percepciones no salariales, que crecieron un 1,2 por ciento en tasa interanual en España, debido al incremento de las prestaciones sociales directas, frente al descenso que experimentaron las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, ropa de trabajo, etc.). Por su parte, las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, descendieron un 6,9 por ciento en tasa interanual.

Por su parte, la jornada media pactada en el cuarto trimestre del año pasado en España fue de 34,3 horas a la semana, aunque la jornada efectivamente trabajada fue de 29,2 horas tras descontar las horas perdidas de media a la semana (5,3 horas, la mayoría por vacaciones y días festivos) y sumar las horas extraordinarias. El coste laboral por hora efectiva aumentó un 1,2% en el último trimestre del año pasado, situándose en 21,04 euros, tras reducirse el número de horas trabajadas un 0,5%.

El INE ha informado además de que en los últimos tres meses de 2017 se registraron 1.792 vacantes de empleo, el 2,4 por ciento de 74.737 computadas en España. No obstante, Estadística precisa que la mayoría de las empresas preguntadas afirmaron que no había vacantes por cubrir porque no necesitaban trabajadores adicionales para el periodo octubre-diciembre de 2017 (92,7 por ciento en Castilla y León y 93,3 por ciento en el resto del país).

Consulta aquí más noticias de La Rioja.