Preparativos para la plantà fallera
Un ninot de una de las fallas de la sección especial asoma en una céntrica calle de la ciudad de València. Los trabajos de la plantà prosiguen para que todo esté listo la noche del 15 de marzo. JUAN CARLOS CÁRDENAS / EFE

Ahora sí, las Fallas de 2018 ya están aquí. Con los alrededor de 700 monumentos grandes e infantiles plantados en cruces y plazas de todos los barrios de la ciudad, València se rinde por unos días al ordenado caos que vivirá hasta el lunes por la noche, cuando ardan los monumentos y, como por arte de magia, sus habitantes se despierten al día siguiente como si nada hubiera pasado.

Porque, dentro del desorden, casi todo está planificado. El centro se corta a partir de las 15.00 horas de este viernes al tráfico rodado privado por la presencia de monumentos, carpas y de multitud de desfiles y actos en sus calles. Hasta las 4.00 de la madrugada del próximo día 20, la circulación quedará restringida en toda la zona interior del perímetro que forman las grandes vías y la marginal derecha del Jardín del Turia, desde el puente de las Glorias Valencianas hasta la plaza de América. Este límite incluirá la plaza de España y los pasos inferiores de la Petxina. Eso sí, el veto no afectará al transporte público, vehículos de emergencia ni residentes.

Además, en función de las necesidades de movilidad, se podrá ampliar la zona de cierre del tráfico al interior del siguiente anillo, delimitado por las avenidas Pérez Galdós, Giorgeta y Peris y Valero, así como el túnel de la avenida Pío XII, en Campanar.

Para compensar las necesidades de movilidad de los valencianos y de las decenas de miles de visitantes que recibe la ciudad estos días, habrá servicio 24 horas en 13 líneas de la EMT, ampliaciones horarias en otros 18 recorridos y servicio ininterrumpido de Metrovalencia. Además, se han habilitado zonas de aparcamiento en la periferia, junto a los principales accesos, para poder estacionar los vehículos y acceder al centro con el transporte público. Ferrocarrils de la  Generalitat también ofrece 1.300 plazas de aparcamiento gratuito en 15 estaciones de superficie de las líneas 1, 2 y 9.

Mascletades, castillos de fuegos artificiales, pasacalles, la Ofrenda, verbenas... Infinidad de actos ofrecen una combinación única de color, pólvora, arte, sentimiento y pasión estos días. La sátira de los monumentos falleros es uno de los principales atractivos de la fiesta. De hecho, una de las actividades más repetidas estos días consiste en ir "de ruta" por diferentes comisiones, sobre todo del centro, para observar, comentar y comparar el trabajo de los artistas falleros.

La previsión turística anuncia una ocupación que ya alcanza el 80% y podría llegarse a colgar el cartel de completo en los establecimientos hoteleros de la ciudad durante el fin de semana, pues se espera recibir a un millón de turistas.

Las fiestas se cerrarán este año con una cremà que será más duradera en la falla municipal, diseñada por el artista internacional Okuda San Miguel y de los artistas falleros Latorre y Sanz. En la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados, que se celebrará el sábado y el domingo, el Ayuntamiento volverá a instalar una pasarela elevada para favorecer el tránsito peatonal en el cruce de la plaza del Ayuntamiento con la calle San Vicente y la avenida María Cristina.

Consulta aquí más noticias de Valencia.