'Latidos' por la independencia
Momento de una concentración a favor de la independencia de Cataluña. Quique García / EFE

La embotelladora Coca-Cola European Partners (CCEP) recoge entre los factores de riesgo que pueden afectar el rumbo de la compañía en 2018 la situación de "inestabilidad política en Cataluña y España" en el Informe Anual sobre el Gobierno Corporativo enviado este jueves por la compañía al regulador bursátil.

En este documento, donde la compañía analiza en detalle una treintena de factores que pueden impactar negativamente en su negocio en el próximo año, CCEP indica que "está expuesta a riesgos asociados con la inestabilidad política en Cataluña y su potencial impacto en la economía española" debido al desafío independentista catalán.

En su relato de lo ocurrido, se recuerda que el Govern "declaró unilateralmente la independencia para iniciar la separación de España" en octubre de 2017, tras lo que el Ejecutivo central "suspendió" sus poderes y convocó elecciones en diciembre, unos comicios que dieron lugar a una situación en la que "los partidos a favor de la independencia formarán otra vez Gobierno en Cataluña".

Los autores del informe alertan de que la situación "podría continuar y conllevar un período prolongado de incertidumbre a nivel político, social, económico y operativo para CCEP, sus clientes y consumidores", y advierten de que el conflicto tendría consecuencias en el turismo, el consumo privado y en materia de normativa legal.