Así lo ha manifestado durante la jornada sobre nutrición y estilo de vida del deportista que se ha celebrado este jueves en el Real Club Náutico de Gran Canaria, organizada por el Centro de Estudios Olímpicos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dirigido por la profesora Doctora Covadonga Mateos, y el Centro de Información Cerveza y Salud.

Al respecto, señaló que la alimentación influye directamente en el rendimiento del deportista, de ahí que apuntó que las personas que practican ejercicio de manera profesional o amateur deben contar con una estrategia nutricional.

"Los deportistas deben sincronizar nutrición y entrenamiento para mejorar sus resultados, ya que solo a través de una correcta alimentación se garantiza el buen funcionamiento de todas las funciones metabólicas", resaltó.

Bernardo ha participado en estas jornadas junto a profesionales del deporte, la nutrición, así como representantes del Comité Olímpico Internacional que han debatido sobre la alimentación y el estilo de vida del deportista. También los expertos han explicado el papel del consumo moderado de cerveza en la recuperación tras la práctica de actividad física.

Para el dr. Bernardo, nutricionista de la selección española de hockey sobre patines, una de las estrategias recomendadas es la de planificar la alimentación previa a la competición. Los días anteriores se recomienda tomar hidratos de carbono que aporten la cantidad óptima de glucógeno y aumenten la capacidad de resistencia, mientras ha aconsejado evitar comidas ricas en proteínas o grasas porque requieren más energía para digerirlas y dificultan el vaciado gástrico.

En cuanto para los aficionados que practican deporte semanalmente ha sugerido tomar alimentos ricos en hidratos. De todos modos, indicó que la importancia reside en "ordenar la ingesta de alimentos y no restringirlos", de tal manera que si los hidratos de carbono "son recomendables antes de practicar deporte para aumentar la resistencia, bebidas con alto contenido en agua y bajo contenido alcohólico como la cerveza tienen cabida tras el ejercicio para recuperarse del esfuerzo realizado".

En este sentido, se han referido a la necesidad de tener una "adecuada" recuperación de las pérdidas que se hayan producido durante el ejercicio, entre las que destacan el agua y las sales minerales que se pueden perder por el sudor en cantidades importantes, según informó la organización en nota de prensa.

Al respecto, el catedrático en Fisiología Médica de la Universidad de Granada, Manuel Castillo, apuntó a la necesidad de "recuperar esas pérdidas por el efecto de reposición que tiene y porque determina una correcta regeneración de las estructuras dañadas, lo que mejora el rendimiento y previene lesiones".

Añadió que además del agua, tras las conclusiones del estudio 'Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas', "la cerveza, tan habitualmente consumida, podría ser una opción para reponer las pérdidas hidro-minerales que se producen con el sudor y facilitar la recuperación gracias a las características organolépticas y los sustratos metabólicos que aporta esta bebida como son los antioxidantes, vitaminas del grupo B y aminoácidos".

Por ello, dijo que el consumo moderado de cerveza (entre una y dos cañas al día para las mujeres y entre dos y tres para los hombres) podría favorecer la rehidratación sin afectar al rendimiento deportivo.

Otro de los temas tratados ha sido el de la vida social, sobre lo que el exbaloncestista y ahora médico y director de la Unidad de Medicina y Ciencias de la Actividad Física (MyCAF) de Vithas Internacional, el Dr. Juan Antonio Corbalán, apuntó la necesidad de saber "compaginar las horas de esfuerzo y ejercicio con actividades de ocio que hagan disfrutar y desconectar, como salir a tomar unas cervezas con amigos o familiares, es fundamental para mantener el nivel y recodar" que tienes una vida a la que dedicarle tiempo fuera de la cancha.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.