Tranvía de Barcelona.
El tranvía de Barcelona. GLOBALVÍA

El proyecto para alargar el Trambesòs hasta Verdaguer, un primer paso para abordar, en un futuro, la conexión del tranvía por la avenida Diagonal de Barcelona, no ha prosperado este miércoles durante la comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento. El Grup Demócrata, Ciutadans, ERC y el PP han votado en contra, mientras que BComú y el PSC lo han hecho a favor y la CUP y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy, se han reservado el voto para el pleno del 23 de marzo.

El plan solo se podrá aprobar con el sí de 22 concejales, por lo que el gobierno municipal necesita el de los republicanos y hasta el día 23, centrará sus esfuerzos en convencerles. "Pedimos que no se enroquen", ha apuntado la teniente de alcaldía de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, después de anunciar que plantearán una reunión extraordinaria con la Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM) y ERC. También ha insistido en que la unión del tranvía responde a las reivindicaciones de los barceloneses "desde hace una década".

El concejal republicano Jordi Coronas, por su parte, ha reclamado un "convenio" donde quede "cerrado un modelo de gestión" -ERC defiende que esta sea pública- y no un protocolo de colaboración entre el Ayuntamiento y la ATM, que es lo que el gobierno municipal ofrece ahora y, en su opinión, "es una declaración de intenciones".

Desde el Grup Demòcrata, Francina Vila ha criticado "la debilidad del gobierno municipal para poder llegar a un acuerdo" y el "fracaso en cuanto a una de sus máximas banderas", así como su "postura predeterminada e inflexible".

Por otro lado, el concejal de Ciutadans Koldo Blanco ha apuntado que "el proyecto del tranvía no está maduro" y que "no se va a conseguir una gestión unificada a corto plazo".

Daniel Mòdol, del PSC, se ha preguntado "¿qué miedo tienen de que la gente de los municipios del entorno de Barcelona pasee por la Diagonal?" y desde la CUP, María José Lecha ha defendido "el transporte público gestionado por un ente público".

Por su parte, el concejal del PP Xavier Mulleras ha criticado que los grupos han estudiado durante seis meses en comisión la conexión de Glòries a Francesc Macià y no el tramo que se propone ahora, de Glòries hasta Verdaguer. "Su proyecto estrella, hoy se ha estrellado", ha dicho.

El gobierno de Ada Colau en Barcelona apuesta por alargar el Trambesòs desde Glòries hasta Verdaguer con financiación pública, por un aumento de la participación de la administración en la gestión y por garantizar que la mejora de la rentabilidad recaiga en el sector público. No defiende, sin embargo, un sistema de gestión público directo hasta que terminen las actuales concesiones a empresas privadas, en 2032.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.