El CES ha emitido un informe sobre el proyecto de modificación del decreto de ayudas económicas de apoyo a las familias con hijos e hijas a su cargo, remitido por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco. El órgano consultivo considera "adecuada" la tramitación de este proyecto, aunque señala algunas consideraciones.

La modificación del decreto está dirigida a extender las ayudas por segundo hijo o hija a la anualidad en la que cumpla dos años de edad, así como introducir algunos cambios que afectan, entre otros aspectos, a la tramitación de las solicitudes.

Según ha explicado el CES, el "más significativo" es la denegación de la ayuda en el caso de que la persona solicitante fuera privada de la guardia y custodia del hijo o hija durante la tramitación de la solicitud. En este supuesto, la solicitud podrá ser presentada por la persona que ostente la guarda y custodia en su lugar.

El CES valora los cambios, porque se aumentan "la protección y el apoyo a las familias vascas", y explica que el dictamen ha propiciado que el Consejo debata en torno al "estancamiento" demográfico, que considera "uno de los problemas graves a los que se enfrenta la sociedad vasca". Las propuestas surgidas en esta deliberación interna se incluyen a modo de reflexión en el dictamen.

El Consejo acompaña su reflexión con estadísticas y proyecciones que advierten sobre "el retroceso poblacional" y se remite a los planes de apoyo a las familias que el Gobierno Vasco puso en marcha a partir de 2002 para "superar los obstáculos" que provocan el descenso de la natalidad. Teniendo en cuenta los datos, el CES concluye que resulta "urgente" que los poderes públicos afronten "una potente política" de familia sobre cuyas bases "conviene reflexionar colectivamente".

Al Consejo le "preocupa" comprobar que las iniciativas de apoyo a las familias se reduzcan "prácticamente" a las ayudas económicas, por lo que pide "reconsiderar su enfoque".

CONCILIAR Y ESTANCARSE

En este sentido, señala que "las encuestas estadísticas ponen de manifiesto que, además de las razones económicas, hay otros obstáculos" en este ámbito, como las dificultades para conciliar o el estancamiento en la carrera profesional.

Por ello, subrayado que "no se trata tanto de paliar los gastos ocasionados por la crianza, sino de remover los obstáculos que la dificultan y preparar un amplio conjunto de infraestructuras que permitan contar con un acompañamiento adecuado y suficiente".

El CES considera que las familias con hijos e hijas aportan un "enorme valor social, al que los poderes públicos han de contribuir garantizando y preservando ese valor". El Consejo considera que este enfoque de las políticas de familia es "compatible con una atención más pormenorizada o intensa" en los casos que se requiera, como el de las familias monoparentales o las familias numerosas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.