El detenido, al que le consta una orden de detención por un Juzgado de Instrucción de Santander, trató de hacerse pasar por el sobrino del dueño.

Los hechos sucedieron el lunes 12 por la mañana. Un policía fuera de servicio estaba

paseando por la zona de Monte cuando escuchó unos golpes que provenían de un cuarto de aperos.

Al aproximarse observó que la parte posterior de la puerta de acceso al local estaba fracturada y que junto a ella había unas piezas de hierro. Pidió a la persona que estaba dentro que saliera y lo hizo un hombre, aparentemente nervioso, quien dijo ser sobrino del propietario.

Cuando el agente se identificó como tal, el sujeto echó a correr para escapar del lugar, pero le persiguió y le alcanzó a unos 500 metros.

El policía solicitó refuerzos de la Brigada de Seguridad Ciudadana, quienes a su llegada detuvieron al individuo por tentativa de robo con fuerza y reclamación judicial.

El hombre ya había vendido efectos metálicos en chatarrerías de zona en otras ocasiones.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.