Londres
Londres supera por primera vez en la historia moderna la tasa de asesinatos de Nueva York. GTRES ONLINE

El exiliado ruso Nikolai Glushkov ha sido encontrado muerto este martes en su casa de Londres, según ha informado The Guardian. La noticia se produce días después de que el exespía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, fueran envenenados con un agente nervioso en un restaurante de Salisbury (sur de Inglaterra).

Glushkov, de 68 años y asilado político en el Reino Unido, fue encontrado por familiares y amigos tras fallecer por causas que se desconocen. En la década de 1990, Glushkov trabajó para la aerolínea estatal rusa Aeroflot y para la compañía de automóviles de Berezovsky LogoVAZ. En 1999, cuando el oligarca cayó en desgracia con las autoridades rusas y huyó al Reino Unido, Glushkov fue acusado de fraude y blanqueo de capitales, según el diario británico.

El exiliado se refugió en Londres y en marzo del año pasado fue condenado en ausencia a ocho años de prisión por haber defraudado a Aeroflot cuando era su director financiero, según The Telegraph. Berezovsky fue hallado colgado en su casa de Berkshire (Inglaterra) en 2013, en un aparente suicidio, aunque su entorno aseguró que no creían que se quitara la vida.