El tren Alvia, instantes después de descarrilar en la curva de Angrois
El tren Alvia, instantes después de descarrilar en la curva de Angrois EUROPA PRESS - Archivo

La declaración del primero de los cuatro técnicos de las empresas Thales y Siemens, que suministraron el sistema de control, mando y señalización de la línea, ha comenzado este martes con media hora de retraso ante el titular del Juzgado de instrucción número 3 de Santiago, que investiga la causa por el accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois hace casi cinco años.

En plena huelga de los empleados públicos de la justicia en la comunidad, que se prolonga desde hace más de un mes y que la semana pasada provocó la suspensión de la declaración del segundo cargo de Adif investigado por el siniestro, las partes han pasado a la sala de vistas a las 9,30 horas, aunque el primero de los técnicos estaba citado para las 9,00 horas.

Entre los numerosos abogados desplazados, muchos de ellos desde Madrid, la expectación se ha centrado desde primera hora en si finalmente se producirían las comparecencias.

Este lunes, según han señalado fuentes consultadas, el juzgado recibió una

persona "de refuerzo". Así las cosas, y sin que se registrara incidencia alguna, pasadas las 9,00 horas ha llegado el juez Andrés Lago a la sede judicial y poco después han comenzado las labores para activar los sistemas de grabación en la sala, que se han prolongado durante casi 30 minutos.

EL PAPEL DE LA UTE

Esta jornada, el primero de los técnicos de la unión temporal de empresas (UTE) de Thales y Siemens estaba convocado para las 9,00 horas, el segundo para las 10,30 horas, el tercero para las 12,00 horas y el cuarto para las 13,30 horas.

Como es preceptivo en la red ferroviaria, estas dos compañías realizaron un informe de seguridad y un registro de riesgos ('hazard log') de la línea Ourense-Santiago, en concreto del tramo sobre el que suministraron sus sistemas, entre ellos el control continuo de la velocidad 'ERTMS'.

Estos documentos son los que analizó después el evaluador independiente, Ineco, que mantiene a tres técnicos investigados en la causa y que en su declaración ante el juez pusieron de manifiesto que lo examinado no abarcaba la curva de A Grandeira (el nuevo enclavamiento de Santiago).

Algunas fuentes consultadas por Europa Press creen que las declaraciones de este martes se traducirán en más responsabilidades apuntando a Adif, que tiene a dos cargos investigados: el que fuera responsable de seguridad en la circulación, Andrés Cortabitarte, y el gerente del área de seguridad en la circulación del noroeste de Adif, Fernando Rebón -que fue el que no pudo prestar declaración la semana pasada-.

Otras fuentes subrayan que será fundamental que los técnicos de las empresas suministradoras del 'ERTMS' expliquen "para lo que fueron contratados" y "cómo se trataron" los riesgos exportados -los que se derivan a otras instancias como, por ejemplo, el maquinista-.

El cambio de proyecto y su afectación precisamente sobre el alcance del sistema de control continuo de la velocidad 'ERTMS' serán otros de los aspectos que estas fuentes esperan que centren las declaraciones de este martes.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.