El pasado 4 de febrero, las cámaras de seguridad de la protectora "Os Palleiros", en Pontevedra, captaban a un individuo arrojando sin piedad a una perrita al otro lado de la valla.

La salvajada se cometió con nocturnidad y alevosía, pues el hombre dejó el coche donde no le pudiera grabar la cámara de seguridad para deshacerse del animal, una perra embarazada a la que le han puesto el nombre de Kolda.

El maltratador, que ya ha sido denunciado al SEPRONA, intenta lanzar al animal por encima de la puerta, pero este se resiste, por lo que finalmente tiene que subirse a la verja, desde más de 3 metros de altura, para empujarla

Afortunadamente una trabajadora de la perrera de Vigo se ocupó de ella y de los cuatro cachorros que tuvo a los pocos días y ahora el SEPRONA se encarga de intentar identificar al sujeto, al que podría caerle una sanción de hasta 30.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.